CSIF traslada al grupo parlamentario andaluz de Ciudadanos su defensa de los centros de drogodependencias como servicio público
20 de Julio de 2020
  • La Central Sindical espera que se disipe la incertidumbre sobre la futura gestión y financiación de los 19 centros que hay en la provincia
  • La sección sindical de CSIF en la Diputación provincial recuerda que este servicio es pionero en España y lleva más de 25 años en manos de más de cien profesionales especializados

Cádiz, 20 de julio de 2020

La sección sindical de CSIF en la Diputación mantuvo el pasado jueves una reunión con el grupo parlamentario andaluz de Ciudadanos para tratar la incertidumbre que se vive en los centros de drogodependencias en cuanto a su gestión y financiación. Para CSIF, es fundamental que el Gobierno andaluz (con las competencias en materia de drogodependencias) garantice, de forma oficial, su mantenimiento como servicio público.

Miembros de CSIF, a través de su estructura provincial y autonómica, se reunieron el jueves pasado, 16 de julio, en el Parlamento andaluz, con el diputado andaluz Sergio Romero y con la diputada de la Diputación de Cádiz por Ciudadanos Estefanía Brazo, para hacerle ver la importancia de la continuidad pública de este servicio, que en el año 2019 atendió en la provincia de Cádiz a más de 6.000 personas, y que cuenta en la actualidad con 19 centros en la provincia y con algo más de 100 profesionales muy experimentados y especializados en el tratamiento de drogodependencias.

Tras varios cambios de ubicación del servicio, desde la llegada del actual Gobierno andaluz, Drogodependencias depende actualmente de la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios de la Consejería de Salud y Familias, mientras que la gestión corre a cargo de la Diputación de Cádiz desde hace más de 25 años (siendo pionero y referencia a nivel nacional), merced a un convenio de colaboración. Este acuerdo permite que los centros de drogodependencias sean costeados al 69% por la Diputación y al 31% por la Junta de Andalucía. Sin embargo, el año pasado comenzaron los problemas entre ambas administraciones y la situación financiera fue salvada en los últimos días del año, generando incertidumbre entre la plantilla de profesionales.

Desde CSIF se recuerda que, este año, la aportación de la Junta se realizará mediante una concurrencia no competitiva, que según el responsable de la Junta de Andalucía, es un paso intermedio para que el próximo año se pase a una delegación de competencias. De esta manera, se garantizaría la gestión de estos centros como servicio público, ya que solo pueden delegarse competencias sobre entidades públicas. CSIF teme que esta planificación se quede en el aire y ha pedido al socio del Gobierno andaluz que presione para desbloquear la situación y consiga un compromiso formal para mantener este servicio público y que no pase a manos privadas, ya que podría verse perjudicada la prestación del servicio en aras de la rentabilidad económica.

Por otra parte, en la reunión en el Parlamento de Andalucía también se trataron otros asuntos como la necesidad de reforzar las medidas para tratar y reducir la dependencia de las personas mayores de esta provincia (y comunidad autónoma), como por ejemplo aumentando las plazas concertadas de Residencias de Ancianos de la Diputación de Cádiz (y otras residencias), para así disminuir la gran demanda y lista de espera que existe actualmente.

Por último, desde CSIF se quiere agradecer la comprensión, el apoyo y la sensibilidad mostrada por este grupo político en estos temas sociales.