El Ayuntamiento de Barbate convoca una reunión presencial con representantes sindicales, forzándolos a saltarse el confinamiento
21 de Abril de 2020
  • Para CSIF es “absurdo” que el Gobierno local quiera negociar la Relación de Puestos de Trabajo ahora, cuando lleva tramitándose dos años, siendo un tema que podría aplazarse unos meses por no ser esencial ni urgente
  • CSIF teme que el equipo de Gobierno tenga algún interés subrepticio para querer agilizar este proceso, pudiendo favorecer a unos trabajadores frente al resto de la plantilla

Barbate, 21 de abril de 2020

La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Barbate rechaza públicamente la convocatoria de una reunión presencial, por parte del Gobierno local, para negociar la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) municipal, forzando a los representantes sindicales a saltarse el confinamiento obligado por el estado de alarma. CSIF considera un “absurdo” que el equipo de Gobierno quiera negociar la RPT justo ahora (mañana a las 12 horas, según la convocatoria recibida ayer por la tarde), cuando es un asunto que lleva dos años tramitándose, y que no es en absoluto urgente ni esencial, por lo que podría aplazarse hasta que finalice el estado de alarma actual.

Así, CSIF ha presentado esta mañana un escrito pidiendo la anulación de esta convocatoria, tanto en el Ayuntamiento barbateño como en la Inspección de Trabajo (y también se presentará en breve en la Subdelegación del Gobierno y en la Delegación del Gobierno de la Junta en Cádiz). En dicho escrito, CSIF alega diferentes motivos, como falta de notificación en tiempo de la misma, por carecer en la convocatoria de los documentos necesarios para poder ejercer el derecho a la representación de los trabajadores y trabajadoras y por incumplir la normativa actualmente en vigor en cuanto a desplazamientos y plazos administrativos, además de no estar acreditada en absoluto la supuesta urgencia de la mesa de negociación convocada para mañana.

CSIF teme que, con esta maniobra, el equipo de Gobierno pretenda agilizar un trámite en estos momentos con la “oscura intención de favorecer a ciertos trabajadores frente al resto de la plantilla”. Del mismo modo, esta sección sindical entiende que, “en estos momentos tan críticos que vive el país, no es lógico que el Gobierno local reactive procedimientos administrativos de este tipo, que no son esenciales ni para la ciudadanía ni para el colectivo de trabajadores”.