La falta de personal en el Hospital Puerta del Mar afecta ya a todos los servicios
13 de Noviembre de 2019
  • La sección sindical de CSIF en el centro hospitalario denuncia que, ante la falta de contrataciones, hay trabajadores de vacaciones obligados a incorporarse para cubrir las bajas

Cádiz, 13 de noviembre de 2019

La sección sindical de CSIF en el Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz quiere alertar públicamente de la generalizada escasez de personal que padece este centro, que ya está afectando a todas las áreas y servicios, perjudicando no solo a la salud laboral de los profesionales sino también a la propia ciudadanía. A tanto está llegando la situación de no cubrir las bajas con nuevas contrataciones, que incluso se están llamando a incorporarse a trabajadores que se encuentran de vacaciones y así no dejar desasistido un servicio; o directamente se impide a los trabajadores que no se cojan los días que les corresponden hasta el año que viene y así cubrir las bajas que se presenten.

CSIF es consciente de que la dirección del centro está haciendo todo lo que puede para paliar la falta de personal, reclamando directamente a los servicios centrales del Servicio Andaluz de Salud las contrataciones necesarias; sin embargo, desde la Administración sanitaria no se está haciendo nada por paliar esta situación.

Afortunadamente, CSIF recuerda que es gracias a la gran profesionalidad, vocación y esfuerzo de los profesionales por la que se puede ofrecer, día a día, el servicio sanitario que merece la ciudadanía.

Esta situación es extensible al resto de la Sanidad pública y por ello, y ante la falta de nuevas contrataciones, la precariedad de los contratos que se han realizado hasta ahora y la ausencia de estabilidad de una plantilla bajo presión, CSIF participará mañana, junto a otros sindicatos, en una concentración convocada en el Hospital Universitario Puerto Real (a las 11 de la mañana). Será una nueva protesta que forma parte de la campaña que se está llevando a cabo por todos los hospitales de la provincia desde hace un mes, con concentraciones cada jueves, exigiendo al SAS que ponga remedio para evitar que los perjuicios a los usuarios se tornen irreversibles.