CSIF exige al Ayuntamiento de El Puerto que cumpla la ley y aplique las subidas salariales legalmente aplicables desde el 1 de enero
22 de Abril de 2019
  • Sin partida presupuestaria específica para pagar las cantidades previstas en la ley, se depende de recortes y ahorros en otras partidas, si es que se producen

El Puerto de Santa María, 22 de abril de 2019

La sección sindical CSIF del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María ha presentado por registro un escrito hace ya unas semanas en el que denunciaba que no se han aplicado aún las subidas salariales aprobadas por Real Decreto y convalidado por el Congreso de los Diputados a comienzos de enero de este año. Este retraso supone casi cuatro meses de un daño económico cuantificable a toda la plantilla municipal y a día de hoy, todavía no se ha solucionado.

Lamentablemente, el Ayuntamiento cuenta con tristes antecedentes en el pago de retribuciones ya que las subidas salariales previstas por Ley de Presupuestos para el 1 de enero de 2018, se pagaron a punto de cumplirse el año de su entrada en vigor, en diciembre, y ha sido sangre lo que los trabajadores y CSIF han tenido que sudar para conseguir el cobro de los atrasos procedentes de 2012, cobrados siempre “in extremis” y en plazos más que vencidos. También el pago de la nómina mensual, que es un simple movimiento automático que debe repetirse todos los meses está sufriendo desde 2017 retrasos sistemáticos en su cobro, convirtiendo en excepcionales los meses que se cobra en fecha y no sin antes tener que protestar y exigir. Igualmente, hay que recordar el ya tradicional “vía crucis” que CSIF tiene que soportar periódicamente para arrancar al Ayuntamiento el pago de otras retribuciones que se deben a los trabajadores, a veces con hasta un año de retraso.

Por otra parte, CSIF recalca que este gobierno municipal se ha negado durante el ejercicio 2018 y sigue negándose durante 2019 al incremento adicional del 0,25 por ciento de la masa salarial para, entre otras medidas, la implantación de planes o proyectos de mejora de la productividad o la eficiencia, la revisión de complementos específicos entre puestos con funciones equiparables, la homologación de complementos de destino o la aportación a planes de pensiones. Para excusarse, el Gobierno local siempre recurre a las dificultades en la gestión del presupuesto, limitaciones del plan de ajuste y otras frases prefabricadas a las que, año tras año acude para intentar justificar su inactividad en materia de personal.

CSIF considera que el equipo de Gobierno bien podría haber modificado el presupuesto prorrogado para pagar a sus empleados y no lo ha hecho, por lo que ahora, pagar la subida salarial depende de recortes (sacrificando otras cosas) o ahorros (el azar) en otras partidas presupuestarias. Sea como sea, esta sección sindical espera que el Ayuntamiento aplique cuanto antes la subida salarial aprobada por ley y cuide a sus empleados, que son quienes garantizan el servicio público que merecen los ciudadanos de esta ciudad.