CSIF vuelve a denunciar al Ayuntamiento de Jerez por incumplir la normativa de accesibilidad en edificios públicos
02 de Abril de 2019
  • La Central Sindical lamenta tener que recurrir a la Inspección de Trabajo ante la dejadez de la alcaldesa para resolver este tipo de problemas

Jerez de la Fra., 2 de abril de 2019

La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Jerez se ha visto obligada a recurrir de nuevo a la Inspección de Trabajo para denunciar el incumplimiento de la normativa de accesibilidad y barreras arquitectónicas en edificios públicos municipales. Concretamente, esta ocasión se debe al comprobarse que el ascensor del departamento de Urbanismo en el edificio San Agustín lleva sin funcionar varios meses.

Los delegados de este sindicato, tras visitar dicho departamento en el ejercicio de su labor sindical, remitieron un escrito a la alcaldesa, Mamen Sánchez el pasado 11 de febrero, para poner en su conocimiento la anomalía detectada, requiriéndole una solución urgente. Sin embargo, como viene siendo habitual en toda esta legislatura, la sección sindical no recibió ninguna contestación al respecto por parte de Alcaldía. Tampoco, en todo este tiempo, se ha procedido al arreglo del ascensor, de modo que, pasado un mes del escrito dirigido a la alcaldesa, se formalizó denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Cádiz, informando de esta situación, que perjudica por igual a trabajadores como a usuarios, que deben subir a las plantas superiores del edificio, pues en la planta baja no existe ninguna oficina.

CSIF recuerda que es la tercera vez en los últimos años que CSIF tiene que denunciar al Ayuntamiento de Jerez ante la Inspección de Trabajo para que se resuelvan con éxito este tipo de problemas (así se hizo en su día con el ascensor de la Biblioteca Central y con el de la delegación de Urbanismo en la plaza del Arenal). Para esta sección sindical es “incongruente que el departamento de Urbanismo, que es el que concede licencias de apertura, vigila y sanciona la accesibilidad de locales e inmuebles privados, esté incumpliendo dicha normativa sistemáticamente sobre sus propios edificios”.

Desde CSIF se considera “verdaderamente vergonzoso en los tiempos que corren que el Ayuntamiento deje sus equipamientos en estas condiciones, perjudicando a sus empleados y a la ciudadanía en general”. Así, CSIF espera que a partir de ahora el Gobierno local tome cartas en el asunto, elimine las barreras arquitectónicas y facilite la accesibilidad en sus edificios sin esperar la intervención de los sindicatos y de la propia Inspección de Trabajo.