CSIF lamenta el nuevo revés para la Policía Local de Cádiz
04 de Febrero de 2019
  • La Central Sindical muestra su preocupación por los problemas para adquirir nuevos vehículos policiales por parte del Ayuntamiento

Cádiz, 4 de febrero de 2019

La pasada semana se quedaba desierta la licitación para la compra de doce vehículos policiales (ocho patrulleros y cuatro furgonetas) por parte del Ayuntamiento, de modo que la actualización del parque móvil de la Policía Local de Cádiz sigue siendo una promesa en vez de un hecho. Así, CSIF lamenta que el Gobierno local aún no haya podido mejorar la situación de abandono que sufre la Policía Local. Si bien es cierto que la licitación quedó desierta por errores de forma por parte de las empresas que aspiraban a suministrar los vehículos, para CSIF no es excusa, puesto que estos problemas llevan muchos meses coleando y el Ayuntamiento podría haber sido más previsor.

Lo que más preocupa a la sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento gaditano es que la ineficacia de la gestión municipal, más allá de repercutir en las condiciones laborales de los agentes, perjudica a la seguridad del ciudadano de a pie. Hay que recordar que la falta de vehículos policiales alcanza situaciones rocambolescas, como el uso de una furgoneta de otra área municipal para labores policiales. Además, hay una furgoneta de atestados que presenta innumerables deficiencias (pérdida de combustible, ruidos extraños…) que pueden poner en peligro la seguridad de sus agentes y el resto de ciudadanos. Y por último, también es habitual y “humillante” que los agentes tengan que utilizar vehículos camuflados para realizar servicios a la ciudadanía, yendo en su interior con el uniforme reglamentario.

El retraso en la adquisición de los nuevos vehículos, por mucho que ahora el equipo de Gobierno se dé prisa en resolver el problema, dejará a Cádiz con una grave falta de recursos ante la inminente celebración de las fiestas de Carnaval.

Por otra parte, desde CSIF se quiere señalar que los tres vehículos que se han adquirido mediante alquiler han supuesto para las arcas municipales más de 12.000 euros (sin que exista constancia de si están en condiciones óptimas para patrullar por la ciudad). Con ese montante, fuentes del Parque Móvil han explicado a CSIF que se podían haber comprado piezas y reparado los vehículos que se encuentran en depósito a la espera desde hace meses de ser puestos en funcionamiento.

Ante esta situación, CSIF exige al Gobierno local soluciones urgentes y eficaces para que la labor esencial que lleva a cabo la Policía Local de Cádiz garantice un servicio de calidad, tal y como merece el ciudadano.