CSIF reclama que se duplique la plantilla del juzgado de ‘cláusulas suelo’ para paliar la sobrecarga de trabajo
24 de Enero de 2019
  • El juzgado exclusivo para estos asuntos de toda la provincia tienen unos 10.000 expedientes pendientes de tramitar y el volumen de trabajo no deja de aumentar

Cádiz, 24 de enero de 2019

El sector de Justicia de CSIF Cádiz lamenta públicamente que la improvisación de la Administración de Justicia y la falta de personal ha logrado en año y medio, que el juzgado encargado de tramitar las demandas de condiciones generales de contratación de préstamos con bancos (denominados ‘cláusulas suelo’, por ser una de las condiciones más demandadas) está sufriendo una creciente sobrecarga de trabajo, perjudicando tanto los usuarios como a los funcionarios de Justicia. Así, mientras el juzgado recibe unos 600 asuntos al mes de toda la provincia de Cádiz, cada juez sólo consigue tramitar unos 50 en el mismo periodo de tiempo, con lo que la ‘montaña’ de expedientes no deja de crecer, desmotivando a la plantilla de forma exponencial.

Ante esta situación, CSIF, sindicato mayoritario en la función pública andaluza, reclama a la Administración que como mínimo, duplique la plantilla de funcionarios de este juzgado (primera instancia, número 2 de Cádiz), para evitar, por ejemplo, que se señalen juicios para el año 2020, como está ocurriendo ahora. Aun así, CSIF recuerda que lo recomendable para cada 1.000 asuntos es una plantilla de ocho funcionarios, más juez y secretario; por lo que, verdaderamente, harían falta muchos más funcionarios para atender tal volumen de trabajo. Actualmente, en el juzgado número 2 y el 2bis (que se encuentra en otro edificio cercano) cuenta con cuatro jueces, tres secretarios y 14 funcionarios (entre tramitadores, gestores y auxilios judiciales), para abordar unos 10.000 asuntos pendientes de trámite y otros 1.200 en ejecución de sentencia, cuando lo normal de un juzgado de primera instancia es que tramite unos 1.000 asuntos al año.

Además, CSIF entiende que esta situación perjudica, al mismo tiempo, al resto de juzgados, pues tienen que asumir la carga de trabajo de otros casos que podría absorber el juzgado número 2 si no se le hubiera dado la exclusividad para los casos de cláusulas suelo y demás temas hipotecarios de toda la provincia. De hecho, este juzgado número 2 aún arrastra la tramitación de otros pleitos no relacionados con su exclusividad (como ejecución de sentencias anteriores a 2018 y otros casos en materia civil). Esta bola de nieve alcanza incluso a la Audiencia Provincial, pues es la encargada de atender la gran cantidad de recursos (tanto de bancos como de usuarios) que se interponen tras las sentencias de primera instancia. Según datos que maneja CSIF, un 75 por ciento de las sentencias se recurren, generando un volumen enorme de asuntos que tiene que asumir la plantilla de la Audiencia Provincial, con el mismo personal.

Desde CSIF se espera que la Administración de Justicia adopte, cuanto antes, las medidas adecuadas para revertir esta situación que, como ya se ha dicho, perjudica a los trabajadores y al mismo tiempo a los usuarios de toda la provincia.