CSIF denuncia desperfectos e inundaciones el pasado fin de semana en los juzgados de San Roque
22 de Noviembre de 2018
  • Los trabajadores del juzgado de guardia, en el edificio contiguo, tuvieron que intervenir este fin de semana para rescatar el mayor número de expedientes posibles

San Roque, 22 de noviembre de 2018

El sector de Justicia de CSIF Cádiz quiere denunciar públicamente los desperfectos e inundaciones que ha sufrido este pasado fin de semana los juzgados de San Roque a causa de las lluvias. El agua ha provocado el deterioro de algunos expedientes que habrá que reconstruir, materiales y equipos informáticos, así como el desplome de un falso techo que podría haber provocado graves consecuencias de no ser porque el juzgado estaba cerrado. De hecho, fueron los trabajadores del juzgado de guardia, ubicado en el edificio contiguo, quienes tuvieron que intervenir para rescatar el mayor número de expedientes antes de que se mojaran, moviendo mesas y muebles, poniendo en riesgo su propia seguridad.

La Central Sindical ya se ha puesto en contacto con la Administración y agradece su implicación para buscar una solución, pues el problema para arreglar el inmueble está entre el propietario (es de propiedad privada en alquiler a la Junta de Andalucía) y el Ayuntamiento, el cual ejecutó en su día unas obras en el entorno en las que el saneamiento de aguas no fue el correcto, de modo que cuando llueve, el agua se filtra por toda la urbanización hasta que inunda la sede judicial que se encuentra en una cota más baja que la calle donde se hicieron las obras. Asimismo, desde la Administración han explicado al responsable provincial de Justicia de CSIF Cádiz, Manuel Lobato, que están en proceso de trasladar los juzgados a otra nueva sede.

La Central Sindical espera que este problema se solucione por quien corresponda cuanto antes para salvaguardar la integridad de los trabajadores, profesionales y de todas las personas que acuden diariamente a estas instalaciones, y que se ofrezca un servicio de calidad como el que los ciudadanos merecen.