CSIF denuncia numerosas deficiencias en el nuevo Hospital de La Línea
29 de Junio de 2018
  • Los cortes del suministro eléctrico y de agua en las unidades de hospitalización son continuos, afectando al trabajo diario de los profesionales
  • La Central Sindical advirtió hace varias semanas que la apertura del edificio se hacía de forma precipitada, sin una planificación exhaustiva

La Línea de la Concepción, 29 de junio de 2018

El sector de Sanidad de CSIF Cádiz quiere denunciar públicamente las numerosas deficiencias que presenta el nuevo Hospital de La Línea desde que comenzara a funcionar al cien por cien, el pasado sábado. Unas deficiencias e incidencias que esta Central Sindical ya advirtió a la Administración sanitaria, hace unas semanas, que podrían producirse, debido a la falta de una planificación exhaustiva a la hora de hacer el traslado del antiguo centro hospitalario al nuevo.

Así, y tras escuchar a los propios profesionales, CSIF denuncia que, apenas transcurrida la primera semana de funcionamiento, los cortes del suministro eléctrico y de agua en las unidades de hospitalización son continuos, afectando al trabajo diario de los profesionales. De hecho, al cabo del día pueden sufrir en torno a una docena de cortes de luz. También se han detectado problemas en la climatización del edificio que provocan temperaturas muy bajas principalmente en la noche, viviéndose situaciones surrealistas como que, en pleno inicio del verano, los enfermos tengan que dormir hasta con dos mantas.

Ascensores y teléfonos que no funcionan, piso resbaladizo con riesgo de caída para profesionales y pacientes, e innumerables incidencias que afectan a la seguridad de trabajadores y usuarios en las zonas de urgencias, observación, lencería, lavandería y cocina, y que CSIF tiene intención de elevar al Comité de Seguridad y Salud del Área de Gestión Sanitaria Campo de Gibraltar para su evaluación, considerando que un edificio recién estrenado debería ser un ejemplo precisamente en este tipo de materias.

Por otra parte, queda claro por las dimensiones del nuevo edificio, que se hace indispensable un aumento de plantilla considerable para poder dar una asistencia adecuada a una ciudadanía que ha esperado con paciencia muchos años, y que ahora tendría que disfrutar de un hospital dotado por completo en recursos materiales y humanos, tal y como se prometió hasta la saciedad en su momento por el Servicio Andaluz de Salud, y cuyo incumplimiento ya se temía CSIF desde hace tiempo, limitándose a un simple trasvase de profesionales a un edificio de mayores dimensiones, con refuerzos puntuales y meramente testimoniales en determinados lugares y categorías.