CSIF Cádiz se suma al malestar de los docentes que han dejado de cobrar por participar en el máster oficial de Secundaria
31 de Enero de 2017
Logo CSIF bandera

Cádiz, 31 de enero de 2017

CSIF, primer sindicato de la enseñanza pública en la provincia de Cádiz, ha compartido su inquietud con la Asociación de Directores de Instituto de Andalucía (Adian) tras la eliminación de la compensación económica que, hasta el momento, percibían los profesores de instituto por su labor como tutores del máster de Educación Secundaria de la Universidad de Cádiz.

La responsable de Educación de CSIF Cádiz, Marian Avancino, considera un agravio la decisión adoptada por la UCA, tomada a solo un mes de que comience el primer periodo de prácticas del máster, “porque es un requisito obligatorio que impone la Consejería de Educación a los futuros graduados universitarios que aspiran a convertirse en docentes y porque, además, la eliminación de esta compensación no se traducirá en una bajada del precio para los alumnos”.

Avancino entiende que la supresión de esta compensación, que apenas supera los 100 euros, “es un ataque directo al reconocimiento público de estos profesores, un nuevo recorte de sus derechos y en nada contribuye a la dignificación de la labor docente”. Asimismo, alude a la arbitrariedad que la Junta de Andalucía establece al respecto, dejando este reconocimiento al amparo de cada Universidad. Quizá, añade, “esta sea la razón por la que más de cien docentes han dejado de ser tutores del máster en tan solo un año”.

Por otro lado, CSIF Cádiz recuerda que la enseñanza pública continúa teniendo muchos problemas para ser calificada de plena calidad. Por lo tanto, hace un llamamiento urgente a las administraciones para que pongan medidas sobre la mesa que solucionen de forma eficiente la cobertura de las bajas al 100% y desde el primer día, o la elevada ratio de algunos colegios públicos, ya que la masificación afecta de forma muy negativa a la calidad de la educación que recibe el alumnado.

Asimismo, la responsable de Educación de CSIF Cádiz apremia a la Consejería de Educación a dotar de más recursos el presupuesto en Educación y a presentar una oferta de empleo público acorde a las necesidades reales de los centros públicos andaluces sin restricción alguna. En este sentido, Avancino entiende que la actual convocatoria de 2.300 plazas para el cuerpo de Maestros en Andalucía es exigua y no cubre los mínimos necesarios de personal (al menos 4.000 plazas) para superar cifras tan demoledoras como las del último informe PISA.