CSIF pide al Gobierno local de Jerez que negocie, como exige la ley, las medidas que pretende aprobar unilateralmente
• La Central Sindical informa siempre al Gobierno municipal de que no acude a las convocatorias de negociación porque no cumplen con todos los requisitos legales
07 de Septiembre de 2016

Jerez de la Fra., 7 de septiembre de 2016

CSIF reclama al Gobierno del Ayuntamiento de Jerez que negocie, tal y como exige la ley, las medidas que pretende aprobar de forma unilateral y que afectan a la plantilla municipal. En caso de que el Gobierno presidido por Mamen Sánchez las apruebe sin la preceptiva negociación con la parte sindical, CSIF acudirá a la autoridad competente y estudiará las acciones legales oportunas.

Sobre la negativa de la parte sindical mayoritaria a asistir a las últimas convocatorias de la Mesa General de Negociación Conjunta (MGNC), CSIF aclara que se ha informado en todos los casos a la parte convocante los motivos de su no asistencia, argumentando la ilegalidad de tales citaciones. Para CSIF, el gobierno local no puede seguir criminalizando a los sindicatos que buscan la legalidad.

Además la Central Sindical indica que la voluntad negociadora del Gobierno municipal es totalmente nula, ya que en las mesas a las que sí asistieron delegados de CSIF, nunca se negoció nada, imponiendo siempre el criterio de la delegada de Personal, Laura Álvarez. De hecho, ya Inspección de Trabajo ha fallado a favor de una denuncia que interpuso una de las centrales sindicales, por no facilitar la documentación exigida.

También recuerda este sindicato que se aprobó unilateralmente en junta de gobierno local, la modificación de la RPT, donde solo crearon puestos de jefes y directores, y la supresión del artículo 27.1 del actual convenio, para poder pagar horas extraordinarias a los jefes, cuando ya se les paga mensualmente en sus sueldos por tener especial dedicación a sus puestos de trabajo. Además el Gobierno local ha nombrado recientemente a dos nuevos asesores afines a su partido. Todas estas medidas arbitrarias suponen un alto coste para las arcas municipales, pero como contrapartida quiere bajar los salarios a las capas más bajas de la plantilla; algo que CSIF no puede tolerar.

Así, para CSIF, parece que a esta alcaldesa no le importan los trabajadores, ni la ciudad, ni los ciudadanos, solo su sueldo mensual y el de sus afines, y se teme que vaya a dejar a Jerez más endeudada de lo que está en la actualidad.