CSIF denuncia el colapso en el Registro Civil de El Puerto por falta de personal
07 de Julio de 2016
  • De los diez funcionarios del juzgado mixto nº 3, dos están adscritos a este servicio, y uno está de baja por accidente
  • La Central Sindical rechaza la negativa de la Administración de Justicia a cubrir la baja con una interinidad

Cádiz, 7 de julio de 2016

CSIF quiere denunciar públicamente el colapso que vive el Registro Civil de El Puerto de Santa María, adscrito al juzgado mixto número 3, ante la grave falta de personal que padece desde comienzos de mes. Concretamente, el juzgado número 3 tiene diez funcionarios (ya hay tres de vacaciones), y de estos diez, dos están adscritos al servicio de Registro Civil. Y de estos dos, uno está de baja por accidente, por lo que solo queda un trabajador especializado en este servicio para atender la gran demanda que recibe en estos meses (partida nacimiento, expedientes nacionalidad, partida matrimonio, defunción, expedientes de cambio de nombre, etcétera). De esta manera, el juzgado se verá obligado en los próximos días a recurrir al resto del personal disponible de la oficina judicial para cubrir el servicio de Registro Civil.

Así, CSIF lamenta que la Administración de Justicia se haya negado a cubrir la plaza que está de baja con una interinidad, tal y como este sindicato solicitó en su día.

Tal es la situación que vive este juzgado que la letrada de la Administración de Justicia (antiguamente, secretaria del juzgado) ha colocado un cartel informativo a los usuarios en la que avisa de que a partir de mañana viernes se van a atender solo quince números al día (la mitad de lo normal) y se dejarán de expender números a partir de las 12.00h, atendiendo solo citas previas. CSIF se teme que si la falta de personal sigue así, se suspenderán incluso las citas previas.

En estas circunstancias, los trabajadores del juzgado sufren presiones y una evidente sobrecarga de trabajo que perjudica notablemente la atención al ciudadano, quien en muchas ocasiones, acaba haciendo responsable del colapso al propio funcionario, con situaciones incómodas y casi violentas.

Con todo esto, CSIF reclama a la Administración una pronta solución a este colapso, dotando del personal adecuado para prestar aceptablemente este servicio a la ciudadanía.