Escrito e informa de rechazo a las declaraciones del Gerente de Migjorn
12 de Diciembre de 2017

El sindicato CSIF exige de manera inmediata que el Director Gerente del Hospital Son Llàtzer, Francisco Marí Marí, pronuncie una rectificación de las últimas declaraciones vertidas en el Diario de Mallorca, en el artículo publicado el pasado sábado 9/12/2017, así como que pida disculpas a todos los trabajadores del Servicio de Admisión de dicho centro hospitalario, en las que criminaliza al personal administrativo por los grandes retrasos en las segundas visitas, atribuyéndolo, según recoge el texto “a fallos administrativos” en las citaciones.

Este sindicato lamenta profundamente el trato que el máximo responsable del Hospital dispensa al colectivo de administrativos culpabilizándolo de los enormes retrasos en las listas de espera que sufren los pacientes del Área de Migjorn. En este sentido, el CSIF exige que dicha rectificación se produzca al menos en el mismo medio de comunicación en el que el Gerente ha vertido estas lamentables manifestaciones.

Sin entrar a valorar la responsabilidad que tiene el máximo responsable elegido por la Administración sobre la aciaga gestión de la lista de espera, ni sobre los pactos en los que se entabla con los jefes de servicio del Hospital, corresponsables por más que les pese de la gestión, CSIF entiende que no se puede consentir el trato vejatorio que supone tales manifestaciones, y que ponen en duda la profesionalidad de los trabajadores públicos.

En este sentido, el CSIF propone a los compañeros de Admisión y en general de todo el Hospital que secunden esta enérgica protesta con la estampa de su firma.

Este sindicato permanecerá atento a las posibles reacciones que se puedan producir entre la ciudadanía, al entender que pueden suponer incluso un riesgo para la integridad física de los profesionales al ser puestos “a los pies de los caballos” con tales acusaciones.

Finalmente, el CSIF en el Hospital Son Llàtzer denuncia que la Gerencia del Hospital no haya atendido las numerosas peticiones de que se incremente el número de efectivos en la unidad de Admisión para aliviar tanto el aumento de trabajo como la no sustitución de ciertas bajas. Muy especialmente ante la falta de recursos tanto en citación como en el servicio de “call center”, que está repercutiendo en la atención a la ciudadanía. Petición que realiza por enésima vez, al igual que con otros colectivos administrativos como el de secretarias y de Admisión de Urgencias, que seis meses después sigue sin coordinador.