CSIF vuelve a solicitar las transferencias de la Sanidad de Prisiones al Gobierno de Aragón
Solo tienen esas competencias transferidas Cataluña, País Vasco y, desde el 14 de julio, Navarra. El Gobierno incumple la obligación de las transferencias, lo que implica diferencias salariales y laborales, y déficit de personal en las prisiones.
20 de Julio de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha vuelto a solicitar este mes de julio las transferencias de las competencias de Sanidad de Prisiones al Gobierno de Aragón. Hasta ahora, solo Cataluña y País Vasco tenían estas transferencias y desde el 14 de julio también Navarra. Esta diferencia perjudica a los profesionales sanitarios de las prisiones aragonesas y del resto de comunidades.
CSIF ha solicitado una reunión con la Consejera de Sanidad para explicarle la situación que se está viviendo en las prisiones de Aragón, denunciar las carencias de personal y volver a pedir las transferencias.
Desde CSIF denunciamos el incumplimiento de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, que prevé en su disposición adicional sexta la integración de los servicios sanitarios penitenciarios en el Sistema nacional de Salud y su traspaso a las comunidades autónomas. “El gobierno lleva 17 años sin cumplir la ley lo que acarrea unas diferencias salariales y laborales importantes de los profesionales sanitarios de prisiones con el resto de los trabajadores de los servicios sanitarios de las comunidades autónomas. También hay importantes problemas de cobertura de plazas, faltan médicos y TCAEs, los enfermeros asumen el trabajo de los profesionales que faltan…”, criticamos desde CSIF.
El Defensor de Pueblo tiene abierto un expediente en relación a las transferencias sanitarias de prisiones en Aragón. El Defensor del Pueblo asegura que “está elaborado y pendiente de firma por ambas partes el documento que regula el convenio de colaboración en materia de Interoperabilidad de la historia clínica digital (HCD) y telemedicina”. Desde CSIF aplaudimos esta medida, pero es claramente insuficiente. Seguimos reclamando la transferencia completa de los servicios sanitarios de las prisiones.