CSIF pide que los docentes sean un colectivo prioritario para la vacunación ante los riesgos que corren en su trabajo
El sindicato critica la vuelta a la normalidad total en Secundaria sin haber dotado de más medios a los centros. En muchas aulas se juntan hasta 30 alumnos sin poder respetar las distancias de seguridad.
03 de Febrero de 2021

Zaragoza. (02/02/2021).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha solicitado al Gobierno de Aragón que incluya a los docentes en la siguiente fase de vacunación, al ser personal esencial y ante los riesgos que corren en su trabajo. CSIF ha presentado sendos escritos a la Consejería de Educación y a Prevención de Riesgos Laborales. Este miércoles llevará el tema a la Mesa Sectorial de Educación.

“En nuestro trabajo asumimos riesgos, más ahora con la vuelta a las clases presenciales de forma total. Se nos considera a los docentes personal esencial. Al día siguiente de tener el resultado negativo de una PCR tenemos que volver a trabajar, sin guardar la cuarentena. El Gobierno de Aragón debe reconocer nuestro trabajo educativo y nuestra labor social. Los centros educativos son una pieza muy importante para permitir la conciliación laboral y familiar de muchas personas. Por eso pedimos que se nos tenga en cuenta y nos incluyan en la fase dos de la vacunación”, afirma Mónica de Cristóbal, presidenta del sector de Educación de CSIF Aragón.

La mayoría de centros de Secundaria han vuelto ya a las clases presenciales y los últimos lo harán el próximo lunes 8 de septiembre. Desde CSIF criticamos cómo se ha hecho esta vuelta a la presencialidad. No se ha dotado a los centros de más medios ni de más profesores. No se ha resuelto la falta de espacio. Los alumnos están hacinados en muchos casos incumpliendo las distancias de seguridad. Hay aulas de Bachillerato con hasta 30 alumnos.

Desde CSIF apostamos por la presencialidad, porque entendemos que es la mejor manera de atender a los alumnos y de garantizar la igualdad de oportunidades. Pero lamentamos que el Departamento de Educación no ha hecho nada para facilitar esta vuelta a la presencialidad. Ha dejado a los centros toda la responsabilidad de organizarse, sin invertir nada ni dotar de más medios.