CSIF pide medidas cautelares contra la reincorporación de los empleados públicos de la DGA por falta de medidas de protección
El sindicato ha detectado numerosas deficiencias en la vuelta al trabajo en varios centros de la DGA: faltan EPIS para los trabajadores, no hay mamparas, no hay carteles de señalización para respetar las distancias
11 de Mayo de 2020

Zaragoza (11/05/2020).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia que el Gobierno de Aragón incumple las medidas de prevención de riesgos laborales en la vuelta al trabajo presencial de los empleados públicos este lunes 11 de mayo. Por ello, CSIF va a denunciar ante Inspección de Trabajo y va a solicitar medidas cautelares al Juzgado de lo Social contra la Instrucción de la Dirección General de la Función Pública y Calidad de los Servicios, publicada el 8 de mayo, que establece la reincorporación del personal de la Administración General de la Comunidad Autónoma.

CSIF ya denunció el pasado fin de semana las prisas y la falta de información sobre la reincorporación de los empleados públicos. Y delegados del sindicato han comprobado este lunes por la mañana numerosas deficiencias en los centros de trabajo de la DGA: falta de equipos de protección individual (EPIS), falta de mamparas, uso de mascarillas caseras de tela sin homologar, falta de señalización en los edificios, máquinas de vending en funcionamiento, etc.

Las deficiencias e incumplimientos se han observado, entre otros, en el Edificio Pignatelli, Registro de Inspección sanitaria de la DGA en el Paseo de María Agustín 16, Edificio de Ranillas (Educación), servicio provincial de Educación, Oficinas Comarcales Agroambientales de Barbastro y de Mora de Rubielos, y en el Parque de Maquinaria de Teruel.

En el Edificio Pignatelli no hay carteles ni señalización para el público en recepción ni en la entrada. En recepción hay una persona trabajando con mascarilla de tela y está recibiendo la información en cuanto a las medidas a tomar (e instalar por ella misma) de Prevención. Ella se tiene que encargar de proteger con film el teclado. No se han instalado marcas para que el público guarde la distancia de seguridad entre sí. Tampoco hemos observado ninguna otra señalización en todo el edificio ni cartelería. En los servicios en los que se está trabajando el personal ha tenido que aportar las medidas de seguridad (como hidrogel y mascarillas).

También denunciamos carencias en el servicio médico. Hay tres médicos para atender a 30.000 personas, sin ningún personal administrativo de refuerzo o apoyo. Vamos a solicitar que se refuerce este servicio.

Ver Galería