CSIF POR UNOS SISTEMAS DE NOTIFICACIÓN NACIONALES DE SINIESTRALIDAD LABORAL UNIFICADOS Y FIABLES
25 de Abril de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F), sindicato más representativo de las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, conmemora este 28 de abril 2017 Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo con el tema elegido por la OIT “Optimizar la compilación y el uso de los datos sobre Seguridad y salud en el trabajo (SST)” con el objetivo de crear conciencia mundial sobre la magnitud y las consecuencias de los accidentes, las lesiones y las enfermedades relacionadas con el trabajo, colocando la salud y la seguridad de los trabajadores entre las prioridades de las agendas internacionales y apoyando la actuación a todos los niveles.
En la medida en que los datos sobre accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo son esenciales para la prevención, hay una urgente necesidad de mejorar los sistemas de registro y notificación, así como la recopilación y análisis de datos sobre SST a nivel nacional. Esto proporcionaría a los países indicadores más fidedignos de la eficacia de los sistemas nacionales de SST y les ayudaría a priorizar cuáles problemas de SST deberían recibir los recursos, a veces escasos, necesarios para resolverlos.
La armonización de los sistemas nacionales de registro y notificación permitiría la recopilación y el análisis de los datos con fines de prevención, ya que en la actualidad el panorama existente en España es que tenemos diferentes sistemas de registro de siniestralidad laboral como son el Sistema Delt@ y el CEPROSS al que notifican los trabajadores con las contingencias cubiertas por la Seguridad Social, mientras que los empleados públicos que tienen cubiertas las contingencias cubiertas por MUFACE, MUGEJU e ISFAS comunican por otros sistemas de registro.

¿Esto que supone?
• No se unifican los datos recogidos en los distintos registros, por lo que no existen datos globales de la siniestralidad laboral que incluya a todos los españoles: por tanto, en las Estadísticas de siniestralidad laboral nacionales publicadas los empleados públicos son prácticamente invisibles.
• Las mutualidades de los empleados públicos no publican un estudio estadístico de siniestralidad laboral; lo que supone una gran dificultad para conocer la situación y poder realizar una adecuada gestión de la prevención de riesgos laborales en la Administración Pública.
• Las causas y situaciones peligrosas derivadas de la investigación de los accidentes laborales de los empleados públicos tampoco se tienen en cuenta a la hora de valorar los resultados y programar medidas preventivas en los planes y políticas de seguridad y salud nacionales.
A esto se suma la dificultad en el acceso a los datos de siniestralidad laboral, entre otros temas, limitando así el derecho a la información del resto de organizaciones sindicales, ya que solo siendo miembro de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo se consigue la información en tiempo y forma adecuada.