CSI•F exige que Educación diga ya el número de plazas por especialidad, el tipo de pruebas prácticas y los criterios de calificación
02 de Febrero de 2016

Apariciones en prensa: El Periódico de Aragón.com 03/02/2016 " CSIF exige detallar las oposiciones"

Zaragoza (1/2/2016).- CSI·F se congratuló de que este curso haya sido el primero en el que el Departamento de Educación ha anunciado en el primer trimestre que iba a convocar oposiciones del Cuerpo de Maestros en el año 2016 de todas las especialidades.

Pese a no saber el número de plazas de cada especialidad del cuerpo de maestros, que el opositor docente sepa que van a convocar oposiciones al menos con un curso de margen es muy importante para su organización y planificación laboral, familiar y de estudio.

Toda esta información debe ser pública con, al menos, un curso de antelación, permitiendo una mejor preparación de los opositores, no sólo porque puedan preparar el tipo de pruebas de las que se les va a evaluar, también porque podrán organizar su vida laboral y familiar para dedicar más tiempo a la preparación de oposiciones. Así como que, cuanto más objetivas sean las pruebas y sus correcciones, menos diferencias evaluativas encontraremos en los diferentes tribunales de cada especialidad.

En consecuencia, este sindicato considera que, a estas alturas del curso, es necesario que la Administración educativa informe públicamente de cuestiones tan relevantes como:

En primer lugar, la tipología de cuestiones prácticas para cada especialidad. No es lo mismo prepararse para responder a un caso práctico o una pregunta corta que tener que elaborar una sesión, dar una voltereta o tocar un instrumento. Y recordemos que tan sólo quedan cuatro meses; cuanto más tiempo pasa sin esta información, menos preparados van a estar los opositores para superar esta fase de contenidos teórico-prácticos.

En segunda instancia, deben comunicar públicamente a todos los opositores qué instrumentos de evaluación y qué criterios de calificación van a utilizar para evaluar a los docentes. Esta medida permitirá dar mayor objetividad a unas pruebas que ya son excesivamente subjetivas por carecer de un temario idéntico para los opositores. Los docentes quieren saber qué cuestiones tendrán en cuenta los tribunales para aprobar el examen, igual que le sucede al alumnado de cualquier enseñanza, que tiene el derecho de conocer qué mínimos son necesarios para aprobar. Por ejemplo: ¿puntúa la expresión no verbal? ¿la oratoria? ¿la originalidad? ¿la innovación? Esta información ya es publicada por otras comunidades autónomas como Extremadura o Castilla-La Mancha para sus respectivas oposiciones docentes.

En tercer lugar, otras cuestiones también importantes que se pueden ir desvelando, aunque aún no se publique la convocatoria, son el número de plazas por especialidad, la fecha de comienzo y finalización de las pruebas o las provincias dónde se van a realizar los exámenes de cada especialidad.

Ver Galería