CSI•F urge a Educación a que retome el impuso a la libre elección de la jornada continua en los centros
25 de Septiembre de 2015

Ver publicación en Heraldo de Aragón

Zaragoza (25/ 9 /2015).- CSI·F insta a la Consejería de Educación a que retome el impulso a la libre elección de la jornada escolar continua en los centros aragoneses de Infantil y Primaria.

Considera este sindicato que ha llegado la hora de que la administración educativa demuestre con hechos su voluntad de diálogo y de negociación, y de que lleve a la Mesa Sectorial de Educación este asunto, de forma que, cuanto antes, contemos con una normativa que lo haga posible. Es el momento de actuar, de posicionarse y apostar por la libertad de elección de jornada o de continuar con la imposición y el autoritarismo de gobiernos anteriores.

Comprendemos que se abra la interlocución a variedad de grupos ciudadanos, pero recordamos que se trata de un tema más que debatido socialmente, sin que esa vía haya servido para nada más que generar polémica y postergar cualquier toma de decisiones.

La experiencia de otras comunidades autónomas e incluso del propio Aragón habla por sí misma. Todas las comunidades autónomas que poseen una normativa, así como el centro piloto de Monzón III en Aragón, han demostrado con creces que se realizan las mismas horas lectivas profesores y alumnos, que se mantienen todos los servicios, como comedores y actividades extraescolares y el carácter voluntario de los mismos, y por supuesto que el rendimiento intelectual es mayor durante la jornada de mañana que en las horas posteriores a la comida.

Han sido cientos los centros que han solicitado a la administración educativa la posibilidad de elegir jornada o, al menos, ser centro piloto, como lo es el CEIP de Monzón III, desde 2013, con unos resultados más que satisfactorios.

En el curso 2014-15, un gran porcentaje de los centros escolares aragoneses consensuaron en claustro la idea de cambiar la jornada. También elaboraron proyectos de cambio de jornada que se transmitieron a las familias y finalmente se votaron favorablemente en los correspondientes consejos escolares. Sin embargo, la ausencia de normativa impidió llevar a la práctica estas decisiones democráticamente aprobadas por las comunidades educativas.

En todo caso, recuerda CSI·F que este cambio de jornada no sería impositivo, que se votaría en cada centro atendiendo a las características y necesidades de la comunidad educativa. Habrá centros favorables al cambio y centros que quieran continuar como hasta el momento. Lo importante es que las familias puedan votar y decidir.

Ver Galería