CSI·F denuncia la grave reducción presupuestaria que va a plicar el Departamento de Educación a los centros de adultos
06 de Noviembre de 2014
  • Los recortes oscilan entre el 20% y el 30%
  • El sindicato teme que esta decisión podría llevar detrás la intención de cobrar al alumnado por este tipo de enseñanzas

Zaragoza (6/11/2014).-El Departamento de Educación del Gobierno de Aragón ha comunicado a los Centros Públicos de Educación Permanente de Adultos (CPEPAs) una reducción de entre un 20 y un 30 %, según centros, en su asignación presupuestaria. Esta decisión va a suponer un quebranto gravísimo para estos centros, puesto que con esta reducción ya no podrán ni cubrir los gastos mínimos de mantenimiento. De hecho, sólo con pagar la calefacción y la limpieza ya superarán con creces su asignación de fondos, generando un considerable déficit que se vería incrementado aún más con otros gastos de mantenimiento y funcionamiento (luz, agua, basuras…)..
Llueve sobre mojado
La situación se torna todavía más complicada ya que el segundo pago correspondiente al curso pasado (reciben su asignación en dos partidas) aún no se les ha hecho efectivo. Así, algunos centros ya se veían en la tesitura de, para empezar, cobrar al alumnado las fotocopias.
Muchos de estos centros tienen que hacer numerosos equilibrios para cuadrar cuentas y se están ya viendo en la situación de tener que renegociar con las empresas la disminución de días de limpieza para rebajar costes. ¿Hasta dónde tendrán que hacerlo? ¿También tendrán que dar algunas clases a oscuras? Lamentable.
CSI·F teme que detrás de todo esto pueda estar, al igual que ya se hizo con la FP de Grado Superior, el cobrar al alumnado que accede a este tipo de formación.
La situación es muy grave. En primer lugar por el mantenimiento y supervivencia de estos centros y, en segundo lugar, por el hecho de que por medio de estas enseñanzas se enganchan al sistema educativo numerosos alumnos que buscan a través de la formación un camino para superar la crisis. No en vano la demanda supera ampliamente la oferta y muchos quedan sin poder acceder a estos centros por falta de plazas. Este tipo de enseñanzas públicas, en las que la actual administración educativa ni cree ni toma en serio, deben ser gratuitas y hay que dotarlas de la seriedad y dignidad que sin duda merecen.

Ver Galería