Ilunion Contact Center suspende el teletrabajo para ahorrarse los gastos en electricidad e internet que contempla la ley
- Abuso empresarial del teletrabajo
- CSIF llevará el caso a la Inspección de Trabajo: se pone en riesgo la salud de los trabajadores/as por razones económicas
14 de Abril de 2021

Ilunion –compañía de multi servicios y Contact Center de implantación nacional-- ha suspendido el teletrabajo en plena negociación sobre las compensaciones que debe recibir la plantilla por los gastos derivados del trabajo a distancia. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denunciará esta medida ante la Inspección del Trabajo.

Desde CSIF, reclamamos a la empresa que entre en razón porque la decisión de incorporar de manera presencial a más del 90% de su plantilla es una medida de presión justo cuando estamos negociando la disposición transitoria tercera del RD 28/2020 sobre teletrabajo.

Esta norma prevé que la negociación colectiva establezca la forma de compensación de los gastos derivados del trabajo a distancia excepcional por el Covid-19, si existieran y no hubieran sido ya compensados a las plantillas.

Denunciamos que, en este caso, la situación no ha variado desde marzo de 2020 cuando la empresa envió a sus trabajadores a realizar sus funciones desde sus domicilios. Advertimos de que no se garantizan las medidas preventivas de seguridad ante posibles contagios y por este motivo, entre otros, denunciaremos esta decisión ante la Inspección de Trabajo.

Desde CSIF, entendemos que el actual modelo de teletrabajo que se ha desarrollado desde el inicio de la pandemia en la empresa -que cuenta con unos 1.500 trabajadores/as- ha sido efectivo, con resultados favorables y garantizando la seguridad de los trabajadores/as. Nos parece una temeridad que ahora se ponga en riesgo su salud por razones económicas.

En este sentido, el pasado lunes firmamos un acuerdo para el teletrabajo en la Administración General del Estado de manera voluntaria tres días a la semana y estamos convencidos de que las empresas no pueden dar marcha atrás.

Tras cinco meses de negociación, logramos un acuerdo que garantiza la igualdad de derechos para el trabajador/a respecto a la modalidad presencial (retribución, tiempo de trabajo, formación o carrera profesional), además de otros como el de intimidad o desconexión digital.

Respecto a los gastos, la Administración proporcionará los equipos informáticos con tarjetas de datos y las aplicaciones, herramientas ofimáticas y de ciberseguridad necesarias para la actividad, junto a la formación técnica específica, prevención de riesgos laborales (prevención del estrés o el aislamiento social) y protección de datos.