Real Decreto-Ley 30/2020, de 29 de septiembre, de Medidas sociales en defensa del empleo
30 de Septiembre de 2020

Una vez, realizado el estudio por parte del Sector Nacional de Empresa Privada, exponemos el siguiente “informa” respecto al Real Decreto-Ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo.

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo vigentes, basados en el artículo 22 del Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, se prorrogarán automáticamente hasta el 31 de enero de 2021, es decir, aquellos ERTE por causas de fuerza mayor.

Los ERTE por procedimientos de suspensión y reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción vinculadas a la COVID-19, del artículo 23 del RD 8/2020, con las características recogidas en él, podrán ampliarse hasta el 31 de enero de 2021, siempre que reúnan con las peculiaridades expuestas a continuación:

  • Podrán tramitarse este tipo de expedientes mientras esté vigente un ERTE de Fuerza Mayor.
  • Cuando el ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción vinculadas a la COVID-19 se inicie tras la finalización de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo basado en la causa prevista en el artículo 22 del Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, la fecha de efectos de aquel se retrotraerá a la fecha de finalización de este.
  • Los ERTE vigentes a la fecha de entrada en vigor del presente real decreto-ley seguirán siendo aplicables en los términos previstos en la comunicación final de la empresa y hasta el término referido en la misma. No obstante, cabrá la prórroga de un expediente que finalice durante la vigencia del presente Real Decreto-ley, en los términos previstos en este apartado, siempre que se alcance acuerdo para ello en el periodo de consultas. Esta prórroga deberá ser tramitada ante la autoridad laboral receptora de la comunicación final del expediente inicial, de acuerdo con el procedimiento previsto en el Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, con las especialidades a las que hace referencia el artículo 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo.

Sobre la salvaguarda del Empleo, aquellas empresas que se adhieran a este RD y que reciban exoneraciones en las cuotas de Seguridad Social, deberán acogerse a un nuevo periodo de seis meses de salvaguarda de empleo, cuyo cómputo se efectuará conforme a la disposición adicional sexta del RD 8/2020.

No obstante, si la empresa estuviese afectada por un compromiso de mantenimiento del empleo previamente adquirido en virtud de los preceptos a los que se refiere el apartado 1, el inicio del periodo previsto en este apartado se producirá cuando aquel haya terminado.

Se prorrogan los artículos 2 y 5 del RD 9/2020 y se mantienen vigentes hasta el 31 de enero de 2021. Estos dos artículos son los referidos a:

  • No se podrá entender como causa justificativa la extinción del contrato de trabajo ni del despido.
  • La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos, como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido, en cada una de estas modalidades contractuales, respecto de las personas trabajadoras afectadas por éstas.

No podrán realizarse horas extraordinarias, establecerse nuevas externalizaciones de la actividad, ni concertarse nuevas contrataciones, sean directas o indirectas, durante la aplicación de los expedientes de regulación temporal de empleo a los que se refiere este artículo.

Esta prohibición podrá ser exceptuada en el supuesto en que las personas reguladas y que prestan servicios en el centro de trabajo afectado por las nuevas contrataciones, directas o indirectas, o externalizaciones, no puedan, por formación, capacitación u otras razones objetivas y justificadas, desarrollar las funciones encomendadas a aquellas, previa información al respecto por parte de la empresa a la representación legal de las personas trabajadoras.

Estas acciones podrán constituir infracciones de la empresa afectada, en virtud de expediente incoado al efecto, en su caso, por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Respecto a las medidas sobre las prestaciones por Desempleo, el RD marca lo siguiente:

Se mantiene que no es preciso tener el periodo cotizado para cobrar las prestaciones por desempleo hasta el 31 de enero de 2021.

La aplicación de las medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo a las trabajadoras y los trabajadores fijos-discontinuos y a los que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en fechas ciertas, reguladas en el artículo 25.6 del R.D. 8/2020, se fija como fecha el 31 de diciembre de 2020.

Las cuantías de la prestación por desempleo reconocida a las personas trabajadoras afectadas por los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada referidos en este Real Decreto-Ley, se determinará aplicando, a la base reguladora de la relación laboral afectada por el expediente, el porcentaje del 70 % hasta el 31 de enero de 2021.

Con el objetivo de proteger a las personas afectadas en sus empleos por la crisis, especialmente a las más vulnerables, no se computarán en ningún momento como consumidas las prestaciones por desempleo disfrutadas, durante los ERTES de fuerza mayor, por aquellas que accedan a un nuevo derecho, antes del 1 de enero de 2022, como consecuencia de la finalización de un contrato de duración determinada o de un despido, individual o colectivo, por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, o un despido por cualquier causa declarado improcedente.

A partir de la entrada en vigor del presente RDL, cuando las prestaciones por desempleo reconocidas en el ámbito de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo se podrán compatibilizar con la realización de un trabajo a tiempo parcial no afectado por medidas de suspensión, no se deducirá de la cuantía de la prestación la parte proporcional al tiempo trabajado.

Las personas beneficiarias de la prestación por desempleo, cuya cuantía se haya visto reducida en proporción al tiempo trabajado, en aplicación del artículo 282.1 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, por mantener en el momento del reconocimiento inicial una o varias relaciones laborales a tiempo parcial no afectadas por procedimientos de regulación temporal de empleo, tendrán derecho a percibir una compensación económica cuyo importe será equivalente a lo dejado de percibir por la deducción efectuada.

Dicha compensación se abonará en un solo pago previa solicitud del interesado formalizada en el modelo establecido al efecto. La solicitud se presentará necesariamente a través de la sede electrónica del SEPE, en el plazo que media desde la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley y hasta el día 30 de junio de 2021. La presentación de la solicitud fuera de este plazo implicará su denegación.

El plazo máximo para que el Servicio Público de Empleo Estatal resuelva las solicitudes presentadas se extenderá hasta el día 31 de julio de 2021. Transcurrido dicho plazo sin que haya recaído resolución expresa, la persona solicitante podrá entender desestimada su solicitud.

Para cualquier consulta respecto a la información aquí presente, podéis poneros en contacto por los medios que aparecen en el pie de página de este informa.