CSIF advierte del grave riesgo que sufren farmacéuticos y veterinarios que prestan servicio en mataderos como los de Binéfar
El sindicato pide información sobre las medidas extraordinarias para proteger a estos trabajadores, y vuelve a reclamar pruebas de COVID-19 para los profesionales de todos los sectores.
28 de Abril de 2020

Zaragoza (28/04/2020).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha trasladado a la Dirección General de Función Pública y Calidad de los Servicios su preocupación por el alto número de contagios por COVID-19 entre el personal de los mataderos de Binéfar, y el grave riesgo para los veterinarios y farmacéuticos de la DGA que prestan servicio en esas instalaciones.

En los mataderos de Binéfar (Fribin y Litera Meat) se han realizado test rápidos y se han detectado más de un 24% de positivos entre sus trabajadores. Criticamos la falta de medidas de protección para los trabajadores de los mataderos y para otros profesionales que realizan en ellos su trabajo, como veterinarios y farmacéuticos. CSIF ha solicitado a la Dirección General de Función Pública y Calidad de los Servicios información sobre las medidas extraordinarias en cuanto a protección de los veterinarios y farmacéuticos, el seguimiento de las personas afectadas, el índice actual de contagio y qué actuaciones se van a realizar en materia de Prevención de Riesgos Laborales en este colectivo.

CSIF demanda a la Administración una especial cautela con los farmacéuticos, puesto que se trata de un colectivo que puede ser vector de transmisión cruzada. Estos empleados públicos realizan inspecciones en mataderos y también en otros centros, como las residencias de mayores, con población muy vulnerable.

La Dirección General de Función Pública nos ha respondido que va a iniciar las gestiones oportunas con Prevención de Riesgos Laborales. Asimismo, ante nuestro requerimiento para la realización de test a los colectivos afectados se declaran incompetentes. Desde CSIF venimos reclamando la realización de pruebas diagnósticas a todos los profesionales que están trabajando para detectar los casos positivos (también los asintomáticos) y evitar la propagación del virus. Sin embargo, hasta ahora se están realizando muy pocas pruebas.