CSIF muestra su preocupación por cómo afectará a la Universidad el contenido del Anteproyecto de Ley Orgánica de ordenación e integración de la Formación Profesional
Disminuirá el número de estudiantes en los diferentes Grados, en especial en Ingenierías
Podrían desaparecer los másteres habilitantes
Provocará una disminución de los niveles de empleabilidad de los egresados universitarios
12 de Julio de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha manifestado al Ministerio de Educación su malestar y preocupación por la repercusión negativa que pudiera tener en las Universidades la actual redacción de diferentes artículos del Anteproyecto de Ley Orgánica de ordenación e integración de la Formación Profesional. CSIF ha presentado enmiendas al Anteproyecto de la Ley de FP para el próximo Pleno del Consejo Escolar del Estado.

El artículo 50 indica que los cursos de especialización “Podrán formar parte de la educación secundaria de segundo grado”. El artículo 51 establece que "1.Los cursos de especialización tendrán una duración de entre 300 y 800 horas, pudiendo incluir, de estimarse necesario, una fase práctica dual, que se ajustará a lo establecido en el Título III de la presente Ley.” El artículo 53 establece "Quienes superen un curso de especialización de la formación profesional obtendrán el título de Máster profesional del perfil profesional correspondiente."

Según se infiere del texto actual, un estudiante que realizara un Ciclo Formativo de Grado Superior, por ejemplo en Informática y Telecomunicaciones y realice un curso de especialización de 300 horas lectivas, es decir, 30 ECTS, obtendría un título que se denominaría como Máster Profesional en Informática y Comunicaciones. Este título, además, podría tener la singularidad de haberse realizado en modalidad dual, es decir, cumpliendo un 25 % de formación en una empresa.

Desde CSIF alertamos de una serie de consecuencias negativas para el Sistema Universitario Español si se mantuviera el texto actual:

1.- Se produciría una disminución radical del número de estudiantes de entrada a las titulaciones universitarias de Grado, siendo las más afectadas, las Ingenierías, puesto que a esta área de conocimiento están orientados una gran parte de los ciclos formativos.

2.- Desaparecerían en un plazo no excesivamente largo los Másteres habilitantes, en particular, los másteres universitarios en general y casi de cualquier curso de formación impartido por una universidad. Hay que tener en cuenta que estos Cursos de Especialización conducirán a títulos que se llamarán Másteres Profesionales, se ofertarán a un precio mucho más barato que el crédito de cualquier máster universitario (habilitante o no) y tendrán mayor validez y/o consideración al ser emitidos por una entidad gubernamental.

3.- Provocará una disminución de los niveles de empleabilidad de los egresados universitarios, tanto de grado como de máster. Un profesional con un Master Profesional Dual que se desarrolle en un 25 o 50 % en una empresa va a tener, mejores oportunidades de entrar en la empresa donde ha realizado la formación dual que cualquier egresado universitario y, por supuesto, a un coste salarial mucho menor.

Por último, desde CSIF queremos señalar los riesgos que tiene desdibujar los límites de cada titulación y degradar la denominación de Máster, hasta ahora reservada al posgrado, es decir, a formación de nivel MECES 3. El resultado puede conducir a empeorar tanto nuestro proceso de formación y enseñanza como a disminuir la capacidad de nuestros futuros profesionales.

Desconocemos si este documento ha sido tratado con el Ministerio de Universidades pero, desde luego, exige diálogo y negociación también con la CRUE, los sindicatos y otros agentes sociales para no empeorar el diseño del maltrecho Sistema Universitario Español.

12 de julio de 2021