Día Escolar de la paz y la no violencia
CSIF celebra hoy 30 de Enero el Día Escolar de la paz y la no violencia
30 de Enero de 2021

El día 30 de enero de 2021 CSIF, junto con el resto de la comunidad educativa en nuestro país, conmemoramos el Día Escolar de la No-Violencia y la Paz, establecido en el año 1964. Este día evidencia un compromiso de la educación por la no-violencia y la paz, mantenido de forma permanente en los entornos escolares. Para CSIF, la educación pública es el entorno de aprendizaje vital, la correa de transmisión de valores de valores de respeto, igualdad y solidaridad. Aun entendiendo que la paz no es la ausencia de conflictos, debemos reconocer que lamentablemente siguen detectándose y saliendo a la luz más casos de acoso escolar en los que se muestra cómo la violencia permanece instaurada en los comportamientos de los escolares que ejercen el acoso y el miedo de los otros compañeros y compañeras que lo padecen y que no lo denuncian. CSIF reconoce la dura labor del profesorado en la aplicación de los correspondientes protocolos de actuación y apuesta por la puesta en marcha de mecanismos de prevención que eviten casos de acoso escolar. En CSIF estamos concienciados y luchamos día tras día por negociar medidas y herramientas para prevenir y combatir la violencia en todas sus manifestaciones y en los ámbitos donde se produzcan. Para evitar el repunte que se ha producido en estos tiempos, especialmente en casos de ciberacoso, y dar una respuesta útil y completa a los problemas específicos que se encuentra el colectivo docente, CSIF puso en marcha en diciembre de 2017 un servicio que ayuda a prevenir el acoso escolar y da cobertura y asistencia a trabajadores y familiares, cuando este se produzca: CSIF AYUDA PROFES. Este servicio, que está teniendo muy buena acogida entre el profesorado, aporta asesoramiento psicológico, pedagógico y jurídico. Es imprescindible realizar una labor educativa continua y de sensibilización en profundidad en todas las capas de la sociedad. Nuestro sistema educativo en particular y toda la ciudadanía en general tenemos la responsabilidad de proteger al menor, prevaleciendo su bienestar sobre cualquier otra consideración, ya que este es el único camino hacia una sociedad pacífica, abierta y libre. Por todo ello, desde CSIF reclamamos que, con la mayor urgencia: ➢ Se dote a los centros educativos de recursos humanos suficientes y se aseguren las ratios adecuadas. ➢ Se desarrollen medidas ágiles para resolver conflictos, partiendo de la opinión y demandas del profesorado, que es quien está día a día a pie de aula. ➢ Se realice la labor imprescindible de concienciación, abarcando a todas las personas implicadas en el problema. Es esencial que se fomente el respeto al profesorado y a los compañeros y compañeras. ➢ Se empleen herramientas de medición precisas y objetivas de la convivencia en las aulas y se lleven a cabo actuaciones de prevención entre iguales. ➢ Se tipifiquen las conductas de violencia de baja intensidad, que tanto daño hacen al clima normal del aula y que impide una subida general del nivel educativo. ➢ Se reconozca debidamente y se incentive la labor del profesorado. ➢ Se agilice el funcionamiento del Observatorio para la Convivencia Escolar. La conmemoración de este día ha de tener las miras puestas en el futuro. Desde hace unos años estamos asistiendo a una progresiva radicalización de la vida política nacional e internacional y a una falta de consenso preocupante, especialmente en temas tan cruciales para la sociedad como la educación del alumnado de hoy, de la que serán herederos, precisamente, los niños y niñas y adolescentes que ahora celebran con nosotros el Día Escolar de la No Violencia y la Paz. Por ello, en previsión de que a lo largo de su vida harán frente a escenarios muy diversos, es fundamental que recordemos que nuestra actuación debe estar guiada por los mismos principios que conmemoramos en este día. CSIF rechaza cualquier tipo de violencia en las aulas y reclama un gran PACTO DE ESTADO POR LA EDUCACIÓN, una alianza social que impulse una gran coalición en todos los ámbitos concernidos: gobiernos, Administración, partidos, sindicatos, organizaciones sociales, medios de comunicación… para generalizar este rechazo social a la violencia escolar, fomentando la educación como herramienta básica para combatirla y conseguir que los centros escolares sean espacios de tolerancia y de paz libres de violencia.