CSIF critica la vuelta a la presencialidad en las aulas sin medios e incumpliendo las distancias de seguridad
El sindicato defiende la educación presencial, porque es mejor desde un punto de vista pedagógico y para garantizar la igualdad de oportunidades, pero critica que la DGA no dote de más medios para la seguridad de profesorado y alumnado.
21 de Diciembre de 2020

- Ver en HERALDO DE ARAGÓN.

- Ver en El Periódico de Aragón

- Ver en Aragón Digital

- Ver en Diario Aragonés

CSIF critica la vuelta a la presencialidad en las aulas sin medios e incumpliendo las distancias de seguridad

El sindicato defiende la educación presencial, porque es mejor desde un punto de vista pedagógico y para garantizar la igualdad de oportunidades, pero critica que la DGA no dote de más medios para la seguridad de profesorado y alumnado.

Zaragoza. (21/12/2020).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) critica una vez más la improvisación y la falta de información por parte del Departamento de Educación en la gestión de la crisis del COVID-19. El consejero de Educación, Felipe Faci, ha anunciado este lunes la vuelta gradual de la presencialidad a las aulas después de Navidad. Desde CSIF hemos defendido siempre la presencialidad, pero con medios y garantías. Ahora nos encontramos con que se anuncia la vuelta a la presencialidad sin dotar de más medios a los centros y sin informarnos cómo se va a hacer. Sin medios ni espacios en muchos centros, los alumnos van a estar hacinados e incumpliendo las distancias de seguridad.

La orden de la vuelta a la presencialidad, que hemos conocido este mismo lunes, deja toda la responsabilidad a los centros para la organización de la vuelta a las clases presenciales a partir del 7 de enero. Los equipos directivos van a tener que cambiar por cuarta vez este curso los planes de contingencia y deberán volver a adaptar horarios y espacios. El Departamento de Educación no va a dotar de más medios a los centros para este nuevo cambio. Los equipos directivos están agotados y se sienten ninguneados.

Defendemos la presencialidad desde el punto de vista pedagógico y de igualdad de oportunidades, pero no como lo está haciendo el Departamento de Educación: improvisando, sin medios, sin información previa. Cada centro tendrá que buscarse la vida y esto va a generar muchos problemas: cómo afectará al transporte escolar, a las clases de apoyo y desdobles, cómo se harán las entradas escalonadas, cómo se compartirán los espacios comunes, etc.

Muchos centros carecen de espacios para habilitar más aulas, por lo que se incumplirán las ratios que se aplicaron para la pandemia y no se podrán respetar las distancias de seguridad. Habrá clases de la ESO con 28 alumnos por aula, y hasta 35 en Bachillerato. Estamos muy enfadados y preocupados. Es un momento crítico por el aumento de casos y la incertidumbre de cómo afectarán las reuniones sociales en Navidad.