Dar clase en Aragón o en otra comunidad: unos 300 euros de diferencia
Los sexenios y otros complementos autonómicos marcan estas variaciones de salario. También hay diferencias dependiendo del cuerpo docente en el que se trabaje.
27 de Marzo de 2019
ACTUALIZADA 27/3/2019 A LAS 02:00
  • M. S. Z.

Un maestro de Aragón puede llegar a percibir 100 euros más al mes que uno de Asturias o a tener unos ingresos de 300 euros menos que aquel que trabaja en Navarra. Esta situación se repite en todos los cuerpos docentes, con diferencias más elevadas cuanto mayor es la categoría profesional del profesor. La razón se encuentra en que algunos ingresos están definidos por los Presupuestos Generales del Estado, mientras que otros los fija cada Ejecutivo autonómico.

El salario base, los trienios (excepto en Navarra)
y el complemento de destino están marcados por el Estado,
aunque existen algunas circunstancias concretas en Cataluña y Navarra. Según el último informe elaborado por el sindicato CSIF, referido a los salarios de 2019, un maestro tiene un sueldo base de 1.017,79 euros al mes,mientras que uno de Secundaria o un inspector perciben 1.177,08 euros. El complemento de destino es de 502,40 para los primeros, de 618,67 euros para los segundos y de 741,04 para los terceros. Todo ello establecido por los Presupuestos Generales del Estado. Una de las quejas planteadas por los sindicatos es que, tras los recortes de 2010, tienen unas pagas extras inferiores a las otras 12 nóminas. Entre 727 y 743 euros, dependiendo del cuerpo docente al que se refiera.

Cataluña y Navarra son las únicas que tienen una situación especial. Los docentes catalanes perciben el mismo salario base, pero un complemento de destino más bajo. Mientras que un maestro de cualquier lugar del país cobra 502,40 euros por este complemento, uno de Cataluña percibe 29 euros menos. En el caso de los inspectores las diferencias llegan a los 158 euros al mes. Por su parte, los maestros navarros no tienen este complemento de destino, pero cuentan con un salario base más elevado: 1.612,33 euros al mes frente a los 1.017,79 del resto. Lo mismo ocurre en Secundaria y otros cuerpos donde llegan a cobrar 1.916,55 euros al mes. Sumando la diferencia entre los salarios base y los complementos de destino, un maestro percibe en Navarra 92 euros más que en Aragón, un importe que supera los 120 euros mensuales en el caso de profesores de Secundaria.

Todo ello, teniendo en cuenta solo la parte establecida por el Estado y sin calcular las diferencias entre los trienios (por cada tres años de trabajo se perciben 36,93 euros adicionales) y los grados (que sustituyen a los trienios en Navarra y que van de 145,11 a 870,66 euros cuando se superan los 39 años y 9 meses como funcionario).

Por otro lado, cada comunidad autónoma regula otra serie de ingresos: el complemento específico, de formación (conocidos como sexenios en la mayoría de las autonomías), tutoría o dedicación. “Aragón no está en una mala situación, en términos generales, pero los aragoneses perciben un salario bastante inferior al de las comunidad autónomas limítrofes”, detalla Alfonso Zafra, representante de Enseñanza de CSIF Aragón. De hecho, recalca la importante desigualdad existente entre dar clase en un colegio de Aragón y uno de Navarra, con localidades separadas por apenas una decena de kilómetros. “Depende mucho de la antigüedad y el cuerpo, pero las diferencias pueden rondar los 5.000 euros anuales”, detalla.

Además, lamenta que mientras que en otras comunidades se pagan las tutorías, esta posibilidad no existe en Aragón: “Es algo que llevamos varios años reclamando”. Por ejemplo, un maestro de País Vasco percibe 57,03 euros y uno de Andalucía no llega a 30.

Las comunidades deciden

La mayoría de las comunidad recompensan la experiencia de sus docentes a través de los sexenios. Sin embargo, el valor que le dan a cada uno de ellos es muy diferente. En Aragón, por los seis primeros años de funcionariado, los profesores obtienen un plus de 81,91 euros al mes. Si alcanzan los 12 años, hay que sumarle otros 97,18. Así hasta que con más de 30 años de docencia, se alcanzan los 491,13 euros. En la Comunidad Valenciana estos importes son más elevados: 108,92 tras los primeros seis años y hasta un máximo de 583 cuando se cuenta con una larga carrera profesional. Esto unido a que el complemento específico de la Comunidad Valenciana es de 625 frente a los 583 de Aragón, hace que las diferencias en el salario de un profesor entre ambas comunidades ronde los 130 euros mensuales cuando ha superado los 30 años años de carrera.

Estas variaciones fluctúan en función de los años trabajados, el importe que se percibe por los sexenios y, en cierto modo, por el cuerpo docente al que se pertenece. Aún así, como en años anteriores, la desigualdad más importante se percibe con Navarra, donde no se calcula la antigüedad en sexenios sino en quinquenios (cinco años) y en grados en vez de en trienios. De este modo, se consiguen desigualdades de hasta 300 o 400 euros mensuales cuando se cuenta con una extensa trayectoria en la docencia.

Subida salarial en Madrid

Todos los empleados públicos han visto incrementar su nómina en un 2,25% desde el mes de enero. En concreto, el Gobierno de Aragón aprobó un decreto-ley por el que se trasladaba al ámbito autonómico el acuerdo que adoptó el Consejo de Ministros el pasado 21 de diciembre y que mantiene el convenio que se alcanzó en marzo de 2018 entre el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y los sindicatos. De este modo, todos los docentes están recuperando parte de la pérdida de poder adquisitivo que tuvieron durante los peores años de la crisis económica. Sin embargo, ni la DGA ni otros muchos Ejecutivos autonómicos han apostado por modificar el importe de sus complementos docentes con el objetivo de equipararlos entre el resto del país.

No obstante, la Comunidad de Madrid sí que tiene previsto aumentar un 8% todos los sexenios a partir de septiembre de este año. No hay que olvidar que los profesores madrileños tienen unos ingresos por debajo de muchas comunidades. Por ejemplo, por los primeros seis años de trabajo perciben 68,31 euros al mes; mientras que en Aragón esta cifra asciende a 81,91. Con el cambio ascendería a 73,77 euros.

Fuente: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2019/03/27/dar-clase-en-aragon-o-en-otra-comunidad-hasta-600-euros-de-diferencia-1305713.html