Infantil es la especialidad que más plazas de maestro ofertará, con 230
Los exámenes serán al final de este curso y la convocatoria global es de más de 1.000
19 de Octubre de 2018

La mesa sectorial de Educación aprobó ayer la distribución por especialidades de las 991 plazas de maestros y de las 50 de régimen especial que forman parte de la nueva oferta de empleo público, cuyos exámenes se celebrarán entre junio y julio del 2019.

La distribución se acordó con los sindicatos este primer trimestre del curso para facilitar así que los aspirantes puedan preparar los exámenes con tiempo. Así, del total de plazas, 230 son para la especialidad de Infantil, la que más vacantes ofertará. Le siguen con 200 para Inglés; 150 para Primaria y otras tantas en Educación Física; 110 para Pedagogía Terapéutica, 60 para Audición y Lenguaje, 51 para Música y 40 para Francés.

En Régimen Especial, las plazas se distribuyen entre las 20 y las 10 de Inglés y Francés, respectivamente, para la Escuela Oficial de Idiomas (EOI); 5 para medios informáticos, 5 para lenguaje musical, 3 para Trombón, 2 para Oboe y 1 para Percusión.

El director general de Personal y Formación del Profesorado, Tomás Guajardo, reiteró ayer el compromiso del Departamento de Educación de superar las 3.000 plazas ofertadas en esta legislatura, con el objetivo de conseguir el 8% de tasa de interinidad del profesorado en Aragón al final del periodo de estabilización, el 31 diciembre 2019.

Guajardo recordó que Aragón fue la primera comunidad en planificar unas oposiciones «de carácter masivo» contando con el respaldo unánime de los sindicatos, dando así respuesta a una petición reiterada durante años y facilitando la preparación.

Por su parte, no habrá plazas para Alemán pese a que estaba prevista su inclusión en esta oposición. Según explicaron desde CSIF Aragón, esto se debe a que el Ministerio de Educación y Formación Profesional no ha publicado los temarios oficiales correspondientes. «El Departamento de Educación se ha comprometido a que las 3 o 5 plazas que se iban a ofertar se guarden para el 2021», precisó el sindicato.

Por su parte, CGT ve «con buenos ojos» la oferta de plazas, pero exigió de nuevo cambios en el proceso de concurso-oposición para mejorar «la transparencia del mismo» y ofrecer mayor estabilidad a los interinos. Desde STEA-Intersindical, también valoraron «positivamente» la convocatoria de estas oposiciones y exigieron a la DGA que pida al ministerio que retire el carácter eliminatorio de las pruebas de la oposición y que no se vuelvan a repetir «las escabechinas» de los procesos de oposición del verano del 2018.