CSIF reclama al nuevo gobierno menos gestos y más hechos y exige reunión urgente para negociar modificaciones en el acceso a la función docente que contemplen pruebas no eliminatorias
- Los datos de opositores que no han superado la primera prueba demuestran la validez de esta reivindicación que CSIF realizó al anterior Ministerio de Educación
10 de Julio de 2018

Los datos iniciales recabados por CSIF en relación a opositores que han superado la primera prueba demuestran la necesidad de acometer cambios sustanciales en el modelo de acceso a la Función Pública Docente, que es urgente negociar con el nuevo Ministerio de Educación.

Estamos elaborando un exhaustivo estudio en las Comunidades Autónomas para analizar posteriormente el porcentaje de opositores que superarán el procedimiento selectivo y el cumplimiento del acuerdo de estabilización firmado.

Hay que recordar que este acuerdo firmado en el ámbito nacional tenía como objetivo reducir el porcentaje de interinidad y aumentar la estabilidad de las plantillas docentes, puesto que a través del concurso-oposición los interinos acceden a estos mismos puestos, ocupados tras este proceso por funcionarios de carrera. Para ello, CSIF exigió modificaciones en el Real Decreto de Ingreso y Acceso a los Cuerpos Docentes para aumentar la fase de concurso y la valoración de experiencia, cuestiones a las que accedió el Ministerio, pero también exigíamos que las pruebas fueran no eliminatorias para poder valorar en su totalidad el proceso necesario para ser docente: los conocimientos teóricos y la práctica docente, cuestión ésta a la que no transigió el anterior equipo ministerial.

CSIF firmó el acuerdo con la Administración Central, que es quien tiene que velar por su cumplimiento. CSIF exige que el Ministerio de Educación lidere este proceso y convoque la Mesa Sectorial para analizar los resultados de este proceso y empezar ya a negociar las modificaciones oportunas, en aras a la consecución de estos objetivos.

Han pasado días desde la formación del nuevo Gobierno y hay muchos temas que tratar, como la necesaria bajada de horas lectivas, que ya eran urgentes con el anterior Gobierno y que precisan negociarse y no ser tratados en la prensa. Esperamos que este Gobierno no cometa el error de su antecesor de anteponer la portavocía a un Ministerio de gran calado, si se jactan de considerar la educación como un tema crucial, es cometido del Gobierno mostrarlo con hechos.

Exigimos acciones y no tantos gestos para abordar los temas urgentes que abordan a nuestro Sistema Educativo.

CSIF EDUCACIÓN