CSIF defiende la dignidad y profesionalidad del personal docente e investigador de las universidades públicas
Sus importantes labores de docencia, investigación y transferencia de I+D son claves para avanzar hacia la sociedad del conocimiento
09 de Junio de 2016

Últimamente han aparecido algunas informaciones sobre comportamientos laborales poco adecuados de algún profesor de universidad. Desde CSI·F queremos resaltar que se trata de casos aislados que tienen que ser erradicados y que, en ningún momento, pueden generalizarse.

Desde el sindicato independiente somos conscientes de que la Universidad Pública tiene que cambiar, avanzar y conseguir ser el motor de la sociedad del conocimiento. En esa labor se empeñan a diario con una magnífica dedicación miles de profesores e investigadores en todas las universidades públicas españolas.

Para CSIF, no sólo tenemos que cambiar el modelo docente, sino también el de investigación y, muy principalmente, el de transferencia de I+D que es el que nos permite una interacción más directa con el tejido productivo.

La contribución a la producción científica de nuestro país a través de publicaciones resultantes de la I+D emana mayoritariamente de las universidades. Sin embargo, no ocurre lo mismo con el retorno económico por acuerdos de propiedad intelectual/industrial.

Por lo tanto, CSI·F considera que los profesores de la Universidad Pública tienen que tener modelos y herramientas ágiles que permitan que sus profesionales suscriban sin grandes problemas contratos de colaboración. Hay que fomentar el acercamiento Universidad-Empresa propiciando espacios comunes de investigación.

Por una parte, se trata de permitir al docente mantenerse actualizado y competente en el ámbito de su docencia y, por otra, ganar un complemento económico merecido por su esfuerzo.

Además, fruto del trabajo del personal docente e investigador, la Universidad debe conseguir el retorno económico que necesita para poder seguir ofreciendo la mejor de las formaciones posibles. Hay que poner en valor la transferencia de conocimiento y que sus efectos reviertan en la universidad.

CSIF quiere tener los mejores profesores en el sistema público que defiende y para eso hemos de encontrar las vías que consigan que estos no estén al margen de la sociedad.

El profesor universitario puede hacer muchas cosas lícitamente aparte de dar clases e investigar en la universidad. Puede dedicarse a la producción y publicación de su creación científica, técnica, artística o literaria. Puede formar parte de Tribunales y su trabajo es compatible con la impartición de algunas conferencias, charlas, seminarios, que no tengan carácter permanente o habitual, no conduzcan a la obtención de un título (exceptuando las tutorías de la UNED) ni supongan más de 75 horas al año.

Tiene que trabajar dentro de la universidad y también fuera, pero siempre dentro de la Ley. Por eso es tan importante que las universidades públicas respeten escrupulosamente las leyes, tanto el Estatuto Básico del Empleado Público, como la Ley 53/1984 de Incompatibilidades, como aquellas que afectan exclusivamente a la Universidad.

Por último, CSI·F es consciente que la tarea de la Universidad Pública es formar a los trabajadores del mañana, y no solo en una formación de conocimientos estrictamente hablando, sino también dentro de la ética y los valores personales y sociales.

CSIF Educación

Sector Nacional