Aprobada la LOMCE, una ley hipotecada
29 de Noviembre de 2013

APROBADA LA LOMCE, UNA LEY HIPOTECADA

La LOMCE, rechazada por CSI-F, es un fracaso más de nuestros políticos y supone una nueva falta de respeto a toda la sociedad española.
Los sectores de la comunidad educativa y toda la ciudadanía llevamos muchos años recomendando el consenso y reclamando un Pacto de Estado por la Educación que la dote de estabilidad para varias generaciones.

Los españoles no nos merecemos políticos irresponsables que desprecian el bien general y desoyen las peticiones de aquéllos a quienes se deben para ejercer un sectarismo ideológico, interesado y excluyente, que tanto daño está haciendo a nuestra educación desde la LOGSE.
Desgraciadamente estamos ante una Ley hipotecada, que depende de la mayoría parlamentaria del Gobierno. El resto de partidos políticos han firmado un acuerdo para derogarla cuando el actual Gobierno no cuente con mayoría absoluta.

¿Es posible mejorar la educción con una Ley rechazada por todos?

¿Llegará a implantarse? ¿Cuánto durará? ¿Cuánto tiempo seguiremos condenados a la inestabilidad legislativa en educación? ¿Deberán ser los profesores una vez más quienes echen el resto para sacar adelante una Ley que les da la espalda?

A pesar de todo, lo responsable en estos momentos es no quedarse anclado en el lamento y en la resignación, sino trabajar para mejorar lo que hay. Por eso, CSI-F emplaza al Gobierno, comunidades autónomas y fuerzas políticas a pasar página al enfrentamiento que ha suscitado la LOMCE y adoptar medidas concretas que permitan mejorar la educación y la situación de los profesores.

No queda tiempo para lamerse las heridas. La educación es lo más importante que tiene una sociedad y los profesionales debemos esforzarnos en buscar soluciones.

CSI-F quiere participar en los desarrollos normativos y presentar propuestas, en el convencimiento de que muchos aspectos pueden ser mejorados: calendario de aplicación, decretos de mínimos en las diferentes etapas, ordenación general de las enseñanzas, establecimiento de los currículos, organización de la oferta de materias, etc.

Asimismo pedimos un ejercicio de responsabilidad a todas las partes para centrar los esfuerzos en la consecución de un Estatuto Docente que permita recuperar las condiciones laborales arrebatadas al profesorado, además de regular aspectos tan importantes como la carrera profesional, el acceso y la movilidad, la ley de autoridad docente, salud laboral o la jubilación voluntaria anticipada.

Ver Galería