MÁS DE 200 COMISIONES DE SERVICIO EN LO QUE VA DE LEGISLATURA
AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA
COMISIONES DE SERVICIO COMO SISTEMA DE PROVISIÓN ¿EXTRAORDINARIO?
28 de Octubre de 2021

Hace tiempo atendías la típica llamada pidiendo información sobre la “plaza esa que ha salido a comisión de servicio”... “¿sabéis donde es?, ¿retribución?, ¿esto como va?”

En ese momento pasabas a explicar el proceso: instancia, curriculum, méritos, etc...hasta que llegabas al quid de la cuestión: el nombramiento requerirá el informe previo del Coordinador/a del Área u Órgano Directivo correspondiente al puesto que se convoca. Percibías como iba decayendo el tono de voz y cambiaban las dudas hacia “¿merece la pena que participe?, ¿esto no está dado ya?”

Obviamente estas llamadas han dejado de producirse, las compañeras y compañeros ya saben como funciona, no necesitan asesoramiento. Además, se ha producido un extraño efecto, el desinterés de la plantilla ha sido inversamente proporcional a la proliferación de estas provisiones de puesto: la friolera de 202 comisiones de servicio desde mayo de 2019.

Asistimos mes tras mes a la publicación en la intranet municipal de estos anuncios, 60 en lo que va de 2021, 83 en 2020, etc.....Prácticamente se ha cubierto el 5 % de la plantilla con este sistema en los últimos dos años y medio, casi nada....a esto hay que sumarle todo lo que se arrastra tiempo atrás.

La ley dice que “ los puestos de trabajo adscritos a funcionarios se proveerán de acuerdo con los procedimientos de concurso, que es el sistema normal de provisión” y que “ temporalmente podrán ser cubiertos mediante comisión de servicios que tendrán una duración máxima de un año prorrogable por otro en caso de no haberse cubierto el puesto con carácter definitivo”.

Desde CSIF queremos denunciar el abuso que practica el ayuntamiento con las comisiones de servicio que se eternizan en el tiempo bajo el paraguas de la “urgente e inaplazable necesidad”. Las carencias de personal se solucionan CONTRATANDO. Una comisión de servicio solamente es, en el mejor de los casos, tapar un agujero abriendo otro; por no hablar de aumentos de sueldo encubiertos o, últimamente, una puerta de atrás por donde pueden entrar acólitos de otras administraciones.

Y ya de paso queremos recordar las alternativas existentes para reconocer la valía de la propia plantilla municipal y que desaparezca la “alergia” existente a todo lo que tiene relación con un concurso, ya sea a los específicos de méritos, a los generales de traslados, los concursos oposición...