CSIF CRITICA LOS PLANES DE PRIVATIZACIÓN DEL SERVICIO DE DEPORTES DEL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA
La concejala de Deportes manifiesta al sindicato la intención del equipo de gobierno de privatizar la gestión por falta de personal.
CSIF se opone a la privatización y pide la contratación de 28 personas.
18 de Marzo de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en el Ayuntamiento de Zaragoza rechaza rotundamente los planes del equipo de gobierno municipal PP-Ciudadanos de privatizar la gestión del servicio de Deportes. La concejala de Deportes, Cristina García, expuso su propuesta a responsables del sindicato en una reunión mantenida este martes. Desde CSIF criticamos los intentos de privatización y reclamamos que se apueste por la creación de empleo público de calidad para poder continuar prestando un servicio de calidad.

La concejala de Deportes nos trasladó la opinión del equipo de gobierno: el actual modelo del servicio de instalaciones deportivas es inviable por la falta de personal y su intención es cambiar a un modelo de concesión de las instalaciones deportivas a empresas o entidades privadas. Esta privatización comenzaría con los centros deportivos municipales “más apetecibles económicamente para el mercado”, como La Granja, Actur o Gran Vía (La Hípica).

Desde CSIF le trasladamos nuestra negativa rotunda a la privatización y le reclamamos que contrate al personal necesario para cubrir las vacantes del servicio. En estos momentos trabajan 177 personas (oficiales y operarios) en el servicio de Deportes y hay un déficit de personal de 28 personas, según datos de la Jefatura del servicio. Reclamamos al Ayuntamiento que retome el camino de la contratación y que no apueste por la privatización. En 2020 y 2021 se han producido ya 12 jubilaciones (el próximo mes serán 15) y no se ha cubierto ninguna.

Las piscinas cubiertas municipales de Zaragoza ya funcionan ahora con gestión privada (Duquesa Villahermosa) o semiprivatizada (Palafox, Pepe Garcés, Siglo XXI y Alberto Maestro). Exigimos que no continúen los planes de privatización en el Servicio de Deportes de Zaragoza y se contrate al personal necesario. La privatización puede perjudicar a los usuarios (en cuanto a la calidad del servicio y los precios). Y cuesta más dinero a todos los contribuyentes para que las empresas tengan beneficios.