CSIF exige un nuevo modelo policial para el siglo XXI
15 de Julio de 2019

CSIF, como sindicato más representativo en las Administraciones Públicas y mayoritario en el ámbito de las Policías Locales, consideramos absolutamente imprescindible abordar, en la legislatura que comienza, un amplio y riguroso debate acerca del futuro del modelo policial español.

Consideramos que el modelo actual presenta graves ineficiencias, derivadas de la incorrecta organización en el seno de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en la cual, no se establecen funcional y competencialmente, de forma clara, las actuaciones profesionales que actualmente realiza de manera habitual y cotidiana la Policía Local. Estimamos que los más de 70.000 profesionales de la seguridad pública local están siendo infravalorados a pesar de ser el escalón más polivalente de la Administración y próximo al ciudadano.

Por otro lado, resulta evidente que el marco normativo, en vigor desde 1986, se encuentra ampliamente superado por la realidad social, que ha impuesto formas de actuación y ámbitos de profesionalización que poco o nada tienen que ver con los que el legislador pudo atisbar hace ya más de 30 años. La brecha entre la norma y la realidad se agranda año tras año, generando numerosas distorsiones en un servicio fundamental para garantizar los derechos y las libertades de los ciudadanos y ciudadanas.

Por último, no podemos obviar que la obsolescencia legislativa supone en muchas circunstancias del servicio diario de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, un problema añadido y en ocasiones una cuestión que genera controversias e inseguridad jurídica, que tan solo la REFORMULACIÓN Y ACTUALIZACIÓN de la norma básica que debe establecer el MODELO POLICIAL ESPAÑOL, sería capaz de resolver.

Es por ello que proponemos: un amplio consenso político y social que culmine con una adaptación realista de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Somos conscientes de la dificultad que esto entraña y de la cantidad de diferentes actores afectados por esta norma, pero también de la urgente necesidad de abordad este asunto no solo para dotar a los profesionales de un MARCO MODERNO Y ÚTIL, sino para lograr mecanismos que permitan aumentar la eficiencia y eficacia en el servicio que se ofrece a la ciudadanía.

Solicitamos la reapertura y continuidad de la Comisión Parlamentaria para el estudio del Modelo Policial del Siglo XXI y pedimos que se evalúen, entre otras cosas, las características propias de la policía local, que es la que atiende a lo largo de su vida profesional aquellos servicios que de manera más directa afectan a los vecinos y vecinas de nuestros municipios. Conocimiento del escenario, implicación e identificación con el espacio territorial o el exhaustivo conocimiento del espectro delincuencial de la zona en la que trabaja, son solo algunas de las características que presentan estos profesionales. Circunstancias que el futuro modelo policial no solo no puede obviar, sino que debe potenciar de manera clara.

CSIF propone, por tanto, avanzar de una manera decidida hacia un Modelo Policial en el que los cuerpos de policías locales tengan unas funciones perfectamente definidas, acordes con el alto nivel de profesionalidad y especialización alcanzados en las ultimas décadas y unos protocolos de actuación y coordinación con otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que garanticen la
seguridad jurídica de los actuantes en el desempeño de sus funciones.

Así mismo, desde CSIF consideramos imprescindible la aprobación de una Ley Nacional de Coordinación de Policías Locales. Norma básica que daría homogeneidad a todos los integrantes de los cuerpos de policías locales, unificando criterios de ingreso, movilidad y permuta, recursos materiales y humanos, con misma equipación, uniformidad, armamento y protocolos de actuación en todo el territorio nacional. En definitiva, modernizar y evolucionar hacia una policía local perfectamente reconocible, sea cual sea el ámbito geográfico en el que desempeñe sus funciones.

Así lo trasladaremos al nuevo Gobierno de la Nación, una vez se haya formado y tomado posesión de sus cargos.

Madrid, 10 de Julio de 2019

Ficheros Adjuntos: