PREVENCIÓN DE LOS EFECTOS DE TEMPERATURAS EXTREMAS
CSIF POR TU SALUD
25 de Junio de 2019

CSIF pone a vuestra disposición, ante la primera ola de calor con posibilidad de temperaturas extremas, el “Plan Nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud “, el “Plan de acción para la prevención de los efectos de las temperaturas extremas sobre la salud en Aragón” e información del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

Es conveniente recordar los derechos y obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales recogidos en el capítulo 3 de la Ley, y el uso de los servicios de prevención para garantizar la adecuada protección de la seguridad y la salud de los trabajadores, notificando parte de accidente cuando sea necesario.


Medidas preventivas

  • Verificar las condiciones meteorológicas de forma frecuente e informar a los trabajadores.

  • Limitar las tareas pesadas que requieran un gasto energético elevado. Si es posible, proporcionar ayudas mecánicas para la manipulación de cargas.

  • Proporcionar agua potable en las proximidades de los puestos de trabajo.

  • Habilitar zonas de sombra o locales con aire acondicionado para el descanso de los trabajadores.

  • Instalar ventiladores, equipos de climatización, persianas, estores y toldos para disminuir la temperatura en caso de locales cerrados.

  • Limitar el tiempo o la intensidad de la exposición, haciendo rotaciones de tarea siempre que haya sitios con menor exposición que lo permitan.

  • Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor, adaptando, si es necesario, los horarios de trabajo.

  • Considerar que es necesario un periodo de 7 a 15 días para que el trabajador se aclimate al calor. Cuando se deja de trabajar en condiciones calurosas durante periodos como las vacaciones o bajas laborales, es necesario volver a aclimatarse al incorporarse de nuevo al trabajo.

  • Aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación (cada hora, por ejemplo)

  • Permitir al trabajador, en la medida de lo posible, adaptar su propio ritmo de trabajo.

  • Procurar vestir con ropas amplias, de tejido ligero y colores claros. Proteger la cabeza con gorra o sombrero.

  • Evitar el trabajo individual, favoreciendo el trabajo en equipo para facilitar la supervisión mutua de los trabajadores.

  • Informar a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.

CSIF por tu salud