¿QUE FUE DE LA LLAMADA “MESA UNITARIA DE NEGOCIACIÓN” SR CUBERO?
06 de Febrero de 2019

El pasado 13 de diciembre comenzaba la llamada Mesa Unitaria de Negociación a la que fuimos convocados por Alberto Cubero. Reuniones que integrarían todas cuestiones con coste económico que en esa fecha estaban más latentes. El pasado 18 de enero CSIF y el resto de sindicatos asistíamos por tercera vez y última a ese teatrillo organizado por el Consejero de Personal cuya fecha de cierre fijó el mismo a 31 de enero. Sobre los asuntos tratados y de las peticiones del último día, nada más hemos vuelto a saber. ¿Será un portazo en falso a la misma, como falsa fue su creación?

Si en la primera convocatoria de reunión realizada el 13 de diciembre, exponía un hipotético presupuesto para 2019 contando con 9,1 millones de euros de incremento en personal, en la segunda cambió radicalmente su discurso y Cubero hablaba de prórroga presupuestaria, sin exactitud en cuanto al dinero. Ya en la tercera reunión de mitad de enero cambió una vez más las “reglas del juego” y proponía el reparto de 1,8 millones de euros sobrantes del 2018, con la obligación de llegar a un acuerdo unánime entre todos sindicatos, destinando por porcentajes a solucionar las reivindicaciones expuestas, oferta de empleo de 2019 y contratación. Totalmente absurdo, ya que ese remanente va directamente a amortizar deuda, no pudiendo disponer del mismo.

Aunque el cálculo de los costes de las reivindicaciones sindicales se solicitó desde el primer instante, fue ese último día cuando se comprometió a enviárnoslo para la siguiente reunión (de la que nada sabemos). Las cifras económicas, al respecto de las prioridades para CSIF y del resto de secciones sindicales eran Naves de Cogullada, complemento específico de policía local e inspectores jardineros. Hoy por fin, casi dos meses después, nos las han enviado, significará que nos volverán a convocar? Lo dudamos.

Y así nos encontramos, sin respuesta, sin contestación y sin citación de ningún tipo. Hace mucho tiempo que CSIF dejó muy clara nuestra crítica y desacuerdo con las formas de actuar y el desprecio a la negociación por parte de Cubero. Allá por el mes de junio pedíamos su dimisión en nuestra web (enlace)algunos nos tacharon de inoportunos por no ser el momento (sic); pero esos sindicatos que ahora claman al cielo por la nulidad y actitud de nuestro consejero, posiblemente se arrepientan de no haberlo hecho antes. Ahora, mostrarse enfadado, concentraciones, sentir vergüenza y hartazgo a menos de dos meses de elecciones sindicales, cuando en los 3 años anteriores han guardado un silencio cómplice, huele a simple campaña electoral. A buenas horas mangas verdes.