LAMENTABLE TERCER ACTO DEL TEATRILLO DE CUBERO
18 de Enero de 2019

CSIF y el resto de secciones sindicales (OSTA ausente) hemos asistido a la Mesa Técnica de Negociación a la que por tercera vez nos había convocado el consejero Alberto Cubero. Un día más de pérdida de tiempo debido a la incapacidad por su parte de poder llegar a ningún tipo de acuerdo con los sindicatos. 3 reuniones en las que no ha habido ningún avance ni lo habrá, sin mostrar cifras económicas, recordamos que la mesa trata sobre temas abiertos que generan coste, cambiando las “reglas del juego” continuamente, hoy proponía el reparto de 1,8 millones de euros sobrantes del 2018, con la obligación de llegar a acuerdos unánimes entre 7 sindicatos sino nada, cuestión que genera discrepancias entre nosotros y más pérdida de tiempo. Su táctica es entretenernos y acercarse a la fecha final de 31 de enero fijada por él, abocándonos a un callejón sin salida. Su nulidad como interlocutor y/o negociador ha sido demostrada en los 3 años y medio de su gobierno, ¿qué diferencia podría haber ahora a falta de 4 meses para elecciones municipales? NINGUNA.

Por otra parte, el pasado 20 de diciembre el Gobierno de Zaragoza, acordó que cualquier modificación de plantilla, modificación de condiciones retributivas del personal, cambios en la relación de puestos de trabajo y lo referente a aprobación de convenios, pactos u otros acuerdos similares que puedan generar efectos económicos sobre los gastos de personal (como habitualmente sucede) requerirá de un informe previo del Área competente en materia de presupuestos, en este caso del Área gobernada por el Consejero de Economía y Hacienda, Fernando Rivarés.

Con esta decisión tomada por ZEC, a partir de ahora el consejero de Personal Alberto Cubero se va a encontrar en la tesitura de que previamente a autorizar cualquier modificación de gasto por cambios en materia de personal, cuestión que hasta ahora asumía sin el consentimiento de nadie, deberá contar el visto bueno y aprobación de su compañero de gobierno Rivarés.

En CSIF creemos que a priori no es una mala decisión, faltan 5 meses para las elecciones municipales, y estos meses pueden ser tentadores para que en algunos servicios se propongan modificaciones de RPT al gusto (al gusto de grupos “altos” por supuesto) y pretendan regalar unas retribuciones más suculentas solo para ellos. No descubrimos nada nuevo, hace exactamente 4 años y durante un periodo pre-electoral a finales de 2014, anteriores equipos de gobierno asumieron incrementos retributivos mediantes modificaciones de rpt’s “ad hoc” previas a elecciones. Cuantos más informes previos avalen y justifiquen estas cuestiones, mejor.

Recordamos como ejemplo el Área de Urbanismo y las recientes subidas salariales de complementos específicos de 9000, 11000 e incluso 14000 euros anuales, cuestiones tan polémicas no pueden ser admitidas por solo una consejería como la dirigida por Alberto Cubero.

Ahora nos preguntamos, ¿para qué insiste el sr. Cubero en convocar la Mesa Unitaria de Negociacion? ¿No sería mejor que asistiera Rivarés para ver si es capaz de desatascar las reivindicaciones prioritarias para CSIF como son Naves de Cogullada, complemento específico de policía local, subida del 0,3%, recuperación del poder adquisitivo, etc…? Al fin y al cabo, en el hipotético caso de que se llegara a algún acuerdo, a todas luces imposible por la nula capacidad de Cubero, siempre tendría que contar con un informe favorable de Economía y Hacienda.