CSIF SE CONCENTRA FRENTE AL AYUNTAMIENTO DE CASPE, POR LA MEJORA DE LAS CONDICIONES LABORALES DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS Y POR UNOS SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD
CSIF SE HA CONCENTRADO HOY FRENTE AL AYUNTAMIENTO DE CASPE
PORQUE UN EMPLEO PÚBLICO DE CALIDAD, PRODUCE UN SERVICIO EFICAZ.
PORQUE SÓLO HABRÁ UN CASPE DECENTE, CON UN SERVICIO PÚBLICO EFICIENTE.
21 de Junio de 2018

Éxito de la concentración de CSIF en el Ayuntamiento de Caspe.

Manifiesto leido en la concentración:

Estamos hoy aquí para alzar la voz contra quienes pretenden gestionar el Ayuntamiento –que es la casa de todos los caspolinos-, como si fuese su empresa particular.

Porque frente a donde nos encontramos, en esta casa consistorial, se están vulnerando continuamente los derechos de los trabajadores públicos.

Porque hay mandatarios que creen que, por ostentar el poder municipal, pueden aplicar un sistema feudal de "ordeno y mando", que ya no tiene cabida en el marco legal actual.

Un sistema basado en la imposición autoritaria en lugar de la negociación colectiva, desobedeciendo así el Estatuto Básico y demás disposiciones normativas.

Un sistema laboral irregular e injusto, sin Relación de Puestos de Trabajo. Que prioriza la contratación de personal laboral eventual, sobre el personal fijo o funcionario, para poder manejar a los trabajadores a su antojo, como fichas en un tablero propiedad del Alcalde.

Un sistema ilegal que favorece el mangoneo institucional y las designaciones y nombramientos a dedo. Un sistema en el que los sueldos son arbitrarios, y a medida de la amistad que el trabajador tenga con el político, y no de la función que desempeñe.

Un sistema basado en la eventualidad y precariedad laboral, que se procura mercenarios afines y no técnicos verdaderamente competentes con criterio sólido y cualificado.

Un sistema que favorece la fuga de verdaderos profesionales con interés y formación, en busca de estructuras municipales más justas, tanto laboral como retributivamente hablando.

Un sistema corrupto que no solo sufren los trabajadores y funcionarios, sino en definitiva los caspolinos. Porque un personal bien dotado, formado y satisfecho, redunda en un buen servicio para la ciudadanía.

Estamos aquí porque no se puede consentir que los policías locales y trabajadores municipales en general, no puedan disfrutar de derechos ya reconocidos en un pacto-convenio. Un pacto que esta administración ni cumple ni renueva.

Un pacto obsoleto del 2008, que no ha recibido ninguna actualización en 10 años. Un pacto que no cuenta con ninguna ayuda social, ni ninguna medida correctora de las desigualdades sociales entre distintos servidores públicos.

Un Pacto convenio que no apuesta por las políticas sociales, las cuales supuestamente debería defender un equipo de gobierno cuyo partido ostenta las siglas de “lo social” y “lo obrero”.

Estamos aquí en definitiva, para exigir que el Ayuntamiento cumpla con la Ley: con la Constitución Española, con el Estatuto Básico de empleado público, con la Ley de prevención de riesgos laborales, y demás normativas vigentes.

Porque está en la Constitución, que La Administración Pública debe servir con objetividad a los intereses generales, sometiéndose plenamente a la Ley y al Derecho. Y esta Alcaldía no puede obviar su principal obligación: ¡CUMPLIR LA LEY!

Está también en la Constitución, que los poderes públicos velarán por la seguridad e higiene en el trabajo y garantizarán el descanso necesario. Y en la Ley de prevención de riesgos laborales, que el Ayuntamiento no está exento de cumplir sus labores de prevención, y que debe dotar al personal de los equipos de protección individual necesarios para cumplir su trabajo… Porque si en cualquier empresa se controla la seguridad e higiene laborales, en el Ayuntamiento todavía se debería controlar más… y no se hace.

Está en la Ley que se tendrán unas condiciones trabajo dignas, y unos medios suficientes para prestar un servicio obligatorio de forma adecuada. Un servicio que demanda la ciudadanía y que muchas veces llega tarde, mal o nunca.

Porque este gobierno municipal, no podrá estar siempre incumpliendo la normativa y escudándose siempre en limitaciones presupuestarias mientras se vanaglorian de tener superávit.

Porque ante todos estos abusos y despropósitos, nos tendrán delante, y nos tendrán que oír.

Porque Señor Alcalde, usted no practica una política de ahorro, sino de usura y tacañería.

Usted no solamente está perjudicando a sus funcionarios, sino a toda la ciudadanía.

Porque degradando el servicio público, lo que hace es degradar su pueblo.

Porque no pedimos nada extraordinario, sino solamente lo más básico: QUE SE CUMPLA LA LEY, Y TRABAJAR CON DIGNIDAD Y SEGURIDAD.

Porque funcionarios y trabajadores, somos también ciudadanos, y estamos todos en el mismo barco.

Porque cuando el servidor público está bien, el ciudadano al que sirve, queda satisfecho.

PORQUE UN EMPLEO PÚBLICO DE CALIDAD, PRODUCE UN SERVICIO EFICAZ...

PORQUE SÓLO HABRÁ UN CASPE DECENTE, CON UN SERVICIO PÚBLICO EFICIENTE.

Ver Galería