CSI·F ABANDONA LA MESA DE NEGOCIACIÓN DEL CALENDARIO LABORAL DE LA POLICÍA LOCAL DE ZARAGOZA
El Gobierno muinicipal incumple su compromiso de ampliar la plantilla - faltan 234 plazas por cubrir- y el jefe del servicio bloquea cualquier propuesta
02 de Febrero de 2017

Tras preguntar en dos ocasiones si aceptaban la última propuesta sindical de aumentar el porcentaje mínimo de efectivos para los viernes, equiparándolo como de lunes a jueves al 31,25%, línea roja para la representación sindical, han dicho claramente desde Jefatura que NO se asume, motivo por el cual CSI·F se levanta de la negociación.

Hoy, día 2 de febrero, en nuestro cuarto encuentro para la negociación del calendario con Jefatura y Relaciones Laborales, CSIF ha decidido abandonar la reunión tras volver a comprobar una vez más la escasa disposición y el nulo interés en solucionar la precaria situación que sufrimos.

CSI·F exige al Ayuntamiento que negocie de verdad el calendario laboral de la Policía Local de Zaragoza. Que negocie teniendo en cuenta la situación real de la plantilla, ya que es necesario reorganizar el servicio o incluir las 234 plazas vacantes para llegar a un acuerdo efectivo.

Haciendo balance, la situación es la siguiente: Jefatura no quiere negociar una propuesta sindical conjunta, pero sí va a proporcionar asesoramiento técnico a Relaciones Laborales, un asesoramiento consistente en poner trabas y no aportar ni ideas, ni mejoras para, como en anteriores ocasiones, ralentizar y, en su caso, paralizar la reivindicación. Jefatura no acepta los porcentajes de servicio necesarios para llegar a un acuerdo con el calendario propuesto, eso sumado a que el Ayuntamiento de Zaragoza incumple su compromiso de convocar las plazas vacantes de Policía Local.

Eso sí, en la "negociación", nos echan el muerto a los sindicatos y presentan el problema de la flexibilidad como punto clave, es decir, ¡que se lo solucionemos y luego ya veremos!. No obstante, queda claro que no existía dicha negociación por las manifestaciones continuas de Jefatura en cuanto a que en la propia Jefatura están muy bien con el actual calendario. Se escudan hablando de supuestos problemas en el calendario propuesto y se niegan a reconocer los que ya existen con el actual.

CSI·F, no se niega a negociar, y lo hará cuando se planteen encima de la mesa las condiciones adecuadas para llegar a un acuerdo.