CSI-F CONSIDERA QUE EL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA HA PERDIDO TODA CREDIBILIDAD CON SU IMPOSICIÓN DE UN NUEVO RECORTE DE DERECHOS LABORALES
13 de Enero de 2012


Los dos millones de euros que pretende ahorrar sólo servirían para pagar parte de la factura de la empresa consultora a la que ha encargado, precisamente, un estudio sobre reducción de gastos en la gestión municipal.

El nuevo recorte de derechos laborales aprobado por el Gobierno de Zaragoza, considera CSI•F, hace perder toda credibilidad a quienes han decidido aplicarla por la vía de la imposición sin darle oportunidad alguna al diálogo.
Las medidas de suspensión del actual pacto convenio que ha hecho públicas el Gobierno de Zaragoza el (11/01/12) son:

1. La promoción de nivel dentro de cada grupo de titulación sin cambio de puesto de trabajo.
por formación más antigüedad.
2. El compromiso de destinar anualmente a formación del personal municipal una cantidad.
no inferior al 0,2% del Capítulo I del Presupuesto Municipal.
3. La gratificación económica del premio por antigüedad.
4. La gratificación económica por jubilación voluntaria anticipada.
5. La gratificación económica por jubilación.
6. El abono de las ayudas sanitarias y ayudas sociales diversas.
7. El abono de las cantidades destinadas al Fondo Social.
8. El abono de las facturas referidas a los tratamientos por medicinas alternativas.
9. El fondo económico a la Junta de Personal y Comité de Empresa para el resarcimiento de los gastos ocasionados en el ejercicio de las funciones de representación.

Entiende este sindicato que el equipo directivo del Ayuntamiento debería haber prorrogado el Pacto/Convenio 2008-2011, respetando sus términos, como es uso común en los procesos negociadores. Y, por supuesto, agilizar la negociación del nuevo sin necesidad de recurrir a esta medida que dificultará en gran medida la discusión del nuevo Pacto/Convenio y abocará a la convocatoria de movilizaciones en defensa de los derechos de los trabajadores municipales, ya bastante maltrechos en estos tiempos de crisis.

El supuesto ahorro de 2 millones de euros que el Ayuntamiento de Zaragoza pretende obtener con esta iniciativa no servirá para mejorar en modo alguno la calidad de los servicios que recibe el ciudadano. Tampoco representa un ahorro significativo para las arcas municipales toda vez que ni siquiera alcanza para sufragar la factura de la empresa consultora a la que ha encargado un estudio sobre reducción de gastos en la gestión municipal por un importe de 2,3 millones de euros. Lo que sí evidencia es la falta de ideas del Gobierno de Zaragoza y su falta de confianza en los empleados públicos municipales, perfectamente capacitados para aportar sugerencias en este sentido si supieran que iban a ser, al menos, escuchadas.

Los próximos días vamos a realizar asambleas en todos los centros municipales para preparar a los trabajadores ante las movilizaciones que vamos a tener que tomar.

Adjuntamos la notificación del acuerdo adoptado por el Gobierno de Zaragoza.

¡¡SEGUIMOS DEFENDIENDO LO PÚBLICO!!