IIPP CSIF denuncia las diferencias retributivas entre los médicos de prisiones y los del Salud: cobran 1.200 euros menos al mes
Instituciones Penitenciarias reconoce esta desigualdad y la falta de personal sanitario en las cárceles, en respuesta a una queja de CSIF al Defensor del Pueblo. CSIF reclama el cumplimiento de las transferencias de los servicios sanitarios de prisiones a las comunidades autónomas.
18 de Noviembre de 2020

Zaragoza. (18/11/2020).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) vuelve a reclamar las transferencias de los servicios sanitarios para acabar con la desigualdad salarial y con la falta de personal sanitario en las cárceles aragonesas. Un médico de prisiones cobra 1.200 euros al mes menos que uno del Servicio Aragonés de Salud. En el caso de enfermería, la diferencia es de 500 euros menos.

CSIF Prisiones Aragón presentó en primavera sendos escritos al Justicia de Aragón y al Defensor del Pueblo reclamando las transferencias. La secretaría general de Instituciones Penitenciarias ha respondido al Defensor del Pueblo y reconoce esta desigualdad. “Las condiciones de trabajo y la remuneración que los médicos perciben en otras áreas de la sanidad pública o privada (así como en países de nuestro entorno) parecen ser sensiblemente superiores a las condiciones que puede ofertar el ámbito penitenciario”, indica el escrito de Instituciones Penitenciarias remitido a CSIF.

Según Instituciones Penitenciarias, el traspaso de los servicios sanitarios a las comunidades autónomas “es un objetivo prioritario”. Pero la verdad es que solo se ha producido una videoconferencia entre el Ministerio y la Comunidad Autónoma de Aragón en octubre de 2019. “Tras 17 años esperando, demuestra muy poco interés por parte de ambas instituciones. El gobierno autonómico ni ha contestado al Justicia de Aragón desde mayo de 2020, cuando le solicitó informes del estado de las trasferencias sanitarias. Desde CSIF podemos entender que en plena pandemia no es una prioridad, pero los trabajadores llevan muchos años esperando y queremos una respuesta”, afirma Silvia Moriche, delegada de Prisiones de CSIF Aragón.
El resultado de la desidia de las administraciones en el cumplimiento de la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud -que contempla las transferencias- es que las plazas de médicos de prisiones sean de escasa cobertura. En todo el país, el 41% de los puestos de facultativos en las cárceles están vacantes. En Aragón están sin cubrir 4 plazas de médicos en el Centro Penitenciario de Daroca y 5 plazas en el Centro Penitenciario de Zuera. La situación de Zuera es crítica: la plantilla de atención primaria es de 32 sanitarios y solo están en activo 18; faltan 5 médicos, 5 enfermeros y 4 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE).