MANIFIESTO CONCENTRACIÓN PAGA EXTRA DIA 22
22 de Marzo de 2016

Los empleados públicos de la Administración autonómica se sumaron a la concentración convocada por el sindicato para exigir la devolución de la extra de 2012 en los términos pactados.

En respuesta a la convocatoria de CSI·F, los empleados públicos de la Administración autonómica se concentraron a las puertas del Edificio Pignatelli para exigir al Gobierno aragonés que cumpla su compromiso de devolver la extra de 2012 en los términos que firmó con este sindicato.

Tal y como reflejan los miles de octavillas que CSI·F repartió en los diferentes centros de trabajo público, el sindicato no se va a conformar con la limosna del 25% que ofrece el consejero Gimeno ni con excusas de mal pagador y exige al Gobierno de Aragón que cumpla: el 50% ahora y el 25% restante este mismo año.

De no ser así y por mucha que sea la imaginación de la que el consejero eche mano, lo único cierto e indiscutible será que va a incumplir lo pactado. Quedará en entredicho la credibilidad de un Gobierno aragonés que se muestra incapaz de cumplir el primer acuerdo que firma con los sindicatos.

Así las cosas, cualquier intento de negociación y, en especial, el de la Ley de Función Pública, resultará, en el mejor de los casos, complicado.

Al final de la concentración, se dió lectura al siguiente manifiesto:

"Compañeras y compañeros:

Estamos hoy aquí, a las puertas del Gobierno de Aragón, para que se nos escuche. Para que quienes gobiernan recuerden que no se puede jugar con los derechos laborales de los empleados públicos aragoneses.

CSIF y UGT firmamos hace 4 meses un acuerdo para recuperar este mismo año el 75% de la extra que nos fue robada en 2012. Era el único camino viable para desbloquear la situación.

El Gobierno de Aragón se comprometió a pagar en marzo el 50% de lo que se nos debe y otro 25% antes de final de año, además de retomar la negociación colectiva. Ha llegado el momento de los hechos, no de más palabras. Estamos aquí para exigir que cumplan. No caben excusas.

Los empleados públicos aragoneses no estamos ni contra las políticas sociales ni contra las comarcas; tampoco contra ningún colectivo social o ciudadano. Los empleados públicos somos un colectivo solidario y, de hecho, el que más ha sufrido los recortes que las administraciones han aplicado para contribuir a la salida de la crisis.

No somos nosotros quienes decidimos el dinero que se asigna a cada partida presupuestaria. Eso queda en manos de quienes gobiernan y de los partidos en la oposición. Ya que públicamente unos y otros han repetido que están de acuerdo en que se nos devuelva la extra de 2012, y así consta en la Disposición Transitoria 31 de la Ley de Acompañamiento de Presupuestos de Aragón para 2016, es su obligación ponerse de acuerdo en cómo hacerlo. Sin más esperas.

Los empleados públicos aragoneses merecemos respeto. Que se cumpla lo pactado y legislado. Merecemos que se nos devuelva lo que es nuestro por derecho.

¡DEVOLUCIÓN DE LA PAGA EXTRA DE 2012, YA!"

Ver Galería