CSIF SOLICITA AL COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD UNA EVALUACIÓN DE LAS CONDICIONES AMBIENTALES DE LOS EDIFICIOS JUDICIALES
Celebrado el Comité de Seguridad y Salud de la DGA el pasado 16 de abril, al que acudimos CSIF, Ugt y Staj
24 de Abril de 2019

CSIF puso de manifiesto en dicho Comité, como ya había anunciado, la grave situación de grado de humedad y de contaminantes en los edificios judiciales de la Ciudad de Justicia de Zaragoza y su relación directa con los síntomas que presentan los trabajadores en estas dependencias.

CSIF realizó una petición a través de correo electrónico el pasado 4 de abril a la propia Dirección General, poniendo de manifiesto las denuncias recibidas respecto a la disminución del grado de humedad de los edificios, así como el aumento de calambrazos y electricidad estática presentes en los mismos, provocando en los funcionarios síntomas de sequedad en mucosas, vías respiratorias y oculares, así como irritación y picor, al que contesto el Gerente de Infraestructuras con un escrito del que CSIF ya dió cuenta en una anterior noticia:

https://www.csif.es/contenido/aragon/administracion-de-justicia/273613

El Gerente de Infraestructuras, Ángel García, acudió personalmente al Comité para intentar aclarar su escrito y contestar a todas nuestras dudas. Nos comentó que en un año tan seco como ha sido éste, la humedad relativa pasa del 60% a por debajo del 40%, y que la temperaturas elevadas inciden en la bajada de la humedad relativa. Y que consecuentemente los síntomas que se presentan en esta situación de baja humedad son de sequedad en la respiración y alta carga eléctrica.

Planteó varias alternativas de solución:

  1. Elevar el grado de humedad era el de bajar la temperatura a 20ºC a 21ºC, pero que con esta temperatura se crearía disconrfort. Y efectivamente que lo habría, porque trabajar a esa temperatura en posición sentada durante siete horas no es de recibo.
  2. Producir humedad de forma artificial pero con creación de otros problemas. El sistema de evaporación de agua con colocación de bandejas de agua en la maquina de clima o el sistema de agua por atomización, requieren un control muy exhaustivo por problemas de legionella. Es decir, arreglaríamos un problema y se podría causar otro más grave.
  3. Con plantas de interior, pero esto a la larga nos comenta que puede producir alergias. También se habían planteado ajardinar la cubierta de los edificios, donde se encuentran los filtros, pero podríamos tener los mismos problemas de legionella.
  4. Apertura de ventanas, opción a la que se niegan en rotundo porque el aire que entra desde fuera está más contaminado y con más cantidad de alérgenos. Y nos hace referencia a que por normativa europea, los edificios inteligentes no deben contemplar ninguna ventana. Y nos preguntamos, por qué si que existen algunas ventanas en CJZ, o por qué las colocaron entonces en la CJHuesca. No saben, no contestan.
  5. Y la última opción que se plantean es quizá la más adecuada pero nos señala que es la más cara, que es colocar humectadores en los sistemas de aire, introducir vapor en el sistema, de forma que además habría un control absoluto del grado de humedad. Pero como señalan, y ya nos imaginábamos, el problema es el de siempre, falta de presupuesto.

El Gerente dejó claro que la Dirección General no tiene todavía nada decidido, pero en función de las nuevas mediciones que dijo que estaban tomando, obtenidas de sensores ubicados en diferentes localizaciones a las originarias, aplicarán a nivel local una de las soluciones planteadas, para ver los efectos y luego hacerlo extensible al resto de ambos edificios.

Desde luego para CSIF, la colocación de humectadores sería la fórmula ideal para mejorar el problema de la humedad relativa en los órganos judiciales, por su efectividad comprobada y por su inocuidad con respecto al resto de soluciones.

Y respecto a las mediciones que estaban tomando desde la Dirección General, CSIF ya había tomado la iniciativa y había dirigido por escrito una Solicitud de Evaluación a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la Administración, solicitando que de ambos edificios se hiciese un estudio y valoración, con las organizaciones sindicales presentes, de: Grado de humedad, Contaminación electromagnética y electrostática, Concentración de compuestos orgánico volátiles y Concentración de alérgenos y contaminantes. Y de cuyos resultados se nos diera traslado.

Estas mediciones permitirán establecer unos datos actualizados que demuestren que en verdad estamos ante un grave problema ambiental y que de forma inmediata se han de buscar posibles soluciones.

Para apoyar todos nuestros argumentos, CSIF presentó en este mismo Comité un INFORME elaborado en colaboración con UGT, sobre las condiciones climatológicas de ambos edificios y las conclusiones objetivas que se obtienen a partir de los datos obtenidos a través de las encuestas realizadas a los compañeros, de forma totalmente anónima, voluntaria, imparcial y no sesgada, los días 9 y 10 de abril, y de los datos obtenidos de las estaciones de medición de ambos edificios, que vienen a demostrar nuestra teoría de que estos edificios tienen el síndrome de edificios enfermos y que la Administración está obligada a poner los medios necesarios para mejorar las condiciones ambientales del interior de los edificios, mantenerlas dentro de los standars legales y evitar así que siga padeciéndose toda la sintomatología que está repercutiendo en la salud de la mayoría de los compañeros y que se está prolongando demasiado en el tiempo.

Para vuestra información, os adjuntamos este INFORME completo que incluye el resultado de las encuestas y las observaciones/conclusiones obtenidas a partir de los datos obtenidos. Si bien queremos señalar, a modo de resumen, las sintomatologías más significativas que dimanan de las encuestas realizadas son la sequedad ocular como problema más común entre los encuestados (una media del 65% en Vidal de Canellas y un casi 50% en Fueros de Aragón), seguidas de sequedad nasal (una media de un 57% en Vidal y un 42% en Fueros) y de garganta (un 59% en Vidal y un 43%) y dolores de cabeza (un 45% en Vidal de Canellas y un 34% en Fueros). Otros síntomas detectados han sido: Aturdimiento, problemas de oído, sequedad en la piel, picores, alergias, estornudos, ronqueras, afonías, anginas, faringitis, laringitis, asma, contracturas cervicales, vértigos, garrampazos y fatiga visual.

Como consecuencia, el Servicio de Prevención nos informa que realizará las mediciones ambientales solicitadas por CSIF, evaluando temperatura, humedad relativa (contaminación electrostática), concentración de CO2 y sistema de ventilación para ver concentración de alérgenos y contaminantes en general. Se trata de realizar un ESTUDIO DE CONFORT, en principio, al 100% de la población con el objetivo de partir de una información basada en datos objetivos, que pueda relacionarse como causa de la sintomatología detectada, para aplicar la solución más efectiva.

Para realizarlo, el Servicio de Prevención nos reunirá después de Semana Santa para establecer el protocolo de recogida de datos y su programación temporal. Reunión de la que se dará traslado de forma puntual.

En esta misma reunión y en otro orden de cosas, se nos informó que a partir de este año los RECONOCIMIENTOS MÉDICOS a los funcionarios de justicia pasarán a realizarse del mes de septiembre a los meses de MAYO/JUNIO, excepto los funcionarios del IMLA que seguirán realizándose en septiembre.

SEGUIREMOS INFORMANDO

Ficheros Adjuntos: