CSIF informa reunión de Nuevas Tecnologías.
26 de Septiembre de 2017

CSIF denuncia la absoluta falta de transparencia y respeto a los trabajadores en la implantación de las nuevas tecnologías en Justicia

El Ministerio de Justicia es incapaz de responder a las preguntas de CSIF sobre los últimos fallos graves de LexNET. La respuesta más repetida fue un lacónico “estamos en ello”.

CSIF dejó bien claro al Ministerio que no acudiría a las reuniones de los grupos de trabajo, pero asistió a las convocadas el pasado 21 de septiembre por tres razones fundamentales:

  1. Exigir, conforme ya se había hecho por escrito, que se traslade la documentación relativa el Informe encargado por el Ministerio de Justicia a la consultora Gartner para comparar los programas de gestión procesal existentes y sobre el que se apoya el Ministro para defender la necesidad de un programa único. Este informe, según ha podido saber CSIF, ha sido duramente rebatido por varias CCAA tanto por razones de fondo como metodológicas. La realidad es que cinco días más tarde seguimos sin tener ese informe.
  2. Exigir del Ministerio de Justicia una explicación razonable a la brecha de seguridad detectada en los primeros días de agosto de este año y a los continuos fallos. Fundamentalmente, el Ministerio debe aclararse puesto que no se puede minimizar las consecuencias de estos ataques con la consideración de graves y con la persecución de quien advirtió de su existencia tal y como hizo el Ministro en sede parlamentaria. O la brecha fue grave por lo que las consecuencias también lo fueron o no lo fue. Además, el Ministerio debe aclarar si, en algún momento, se vio comprometida la identidad de algún funcionario de Justicia.
  3. Exigir al Ministerio de Justicia la convocatoria inmediata de la mesa de negociación sobre nuevas tecnologías para hablar del impacto de las mismas en la forma de trabajar en los Juzgados, así como afecta al reparto funcional dentro de la oficina que ha dejado obsoleta la regulación de la LOPJ, perfiles profesionales, promoción etc. El objetivo es el de conseguir el reconocimiento laboral, funcional y retributivo de las tareas que las propias TIC exigen en el quehacer diario de los funcionarios de Justicia.

De lo tratado CSIF extrajo las siguientes conclusiones:

  • El informe Gartner, si bien existen disparidad de criterios dentro del propio Ministerio, ya que los técnicos consideran que ese documento debe hacerse público, el Secretario General se negó a entregarlo a las organizaciones sindicales. Y así ocurre con toda la información que se oculta a las organizaciones sindicales.
  • Las responsabilidades sobre los fallos de este verano se están buscando fuera, cuando la verdadera responsabilidad de lo sucedido radica en la ineficacia en la dirección de las TIC encomendada a la Secretaría General. Escurriendo el bulto como siempre.
  • El Ministerio no tiene ninguna intención de reconocer el esfuerzo que supone la implantación de las nuevas tecnologías y pretenden imputar a los trabajadores sólo los inconvenientes sin abrir la puerta a las ventajas. CSIF iniciará movilizaciones para abrir la mesa de retribuciones.
  • El Ministerio de Justicia sigue sin tener ninguna intención de ser transparente y compartir información real limitándose a convocar reuniones periódicas para cubrir el expediente y decir que se reúne con los sindicatos. La respuesta más repetida en estas reuniones es un lacónico “estamos trabajando en ello” y, una de dos, o no saben por dónde atajar los problemas o no tienen intención alguna de resolverlos. Por esta razón, CSIF abandonó la reunión antes de que terminara constatando la falta de transparencia y de respeto a los trabajadores de la justicia por parte del Ministerio.
  • De los tres días, el Registro civil, la conversión de refuerzos o los órganos de nueva creación tampoco supieron dar razón… según ellos “estamos trabajando en ello” … pues ese trabajo no se ve por ningún lado.