JULVEZ Y EL GOBIERNO DE ARAGÓN DAN LUZ VERDE A AVANTIUS.- El sistema de Gestión de Justicia Navarro
07 de Septiembre de 2017

Nos comunica la Directora General de Justicia que ayer mismo comunicó al Secretario General del Ministerio de Justicia, que anteayer el Consejo de Gobierno del Gobierno de Aragón aprobó, y ayer lo ha hizo el de Navarra, el Convenio de Cooperación a través del cual el Gobierno de Navarra cede al de Aragón el uso gratuito de la aplicación del sistema de Gestión de Justicia Avantius para su implantación en Aragón.

La cesión de dicho sistema implica la cesión de las aplicaciones, Avantius, sistema de gestión procesal, Asigna, sistema de justicia gratuita y PSP, Portal de Servicios para ProfesionalesSegún palabras textuales de la Directora General," todos ellos están en producción a plena satisfacción de los usuarios y esta afirmación la puedo hacer tras habernos entrevistado con multitud de ellos, incluidos los colectivos profesionales".

Además de lo que ellos tienen actualmente, se ha exigido por parte del Gobierno de Aragón el desarrollo de unas adaptaciones específicas para nuestro territorio como son la Integración con Lexnet (del que La Directora General sigue siendo la más firme defensora que podamos encontrar), y algunas mejoras que aseguran, detectar que aquí serán deseables.

Y como colofón final, la Directora general asegura: "No te voy a contar lo complejo que resulta el paso a la justicia digital, pero creemos que la decisión es la mejor que podíamos adoptar en el contexto en el que nos encontramos".

Desde CSIF, aclarar, primero, que no estamos de acuerdo con la forma de comunicación de la Directora General de esta importántisima decisión que afecta de pleno a nuestras futuras condiciones laborales. Segundo, bien es cierto que cada una de las organizaciones sindicales representativas de Aragón acudimos "in situ" para comprobar de primera mano como funcionaba dicho sistema en Pamplona, en el término de una mañana, y cabe decir que ni es tiempo suficiente para hacer una valoración real, ni tampoco todo estaba claro, pues de lo visto surgieron, a posteriorI, muchas dudas sobre este nuevo sistema, máxime cuando, vendiéndenos las bondades del modernísimo Avantius, en los juzgados de Pamplona comprobamos que todavia se llevaban libros de registro (en papel).

El futuro que nos espera es muy incierto. Con las pretensiones de un Ministerio de Justicia, perdido en la deriva de la justicia electrónica; la adopción de un nuevo sistema informático, que ya veremos en que se traduce, mientras por otro lado, lo que se pretendía a nivel nacional era unificar todos los sistemas informáticos existentes; un sistema inseguro como es LEXNET, convirtiéndose en un gravísmo problema con su inexistente protección de datos, el hazmerreir de los hackers, y que además no es operativo desde el inicio. Se cae constantemente, entorpece diariamente lo que precisamente iba a aligerar, la comunicación entre profesionales y juzgados, Esto es una barbaridad.

Lo que de verdad habría que plantearse es un compromiso político a nivel nacional para sacar adelante un proyecto común de lo que ha de ser la administración de justicia y su gestión. Mientras, solo habrá parches que se pagarán del erario público, para tapar e intentar hacer funcionar algo que desde el principio estaba condenado al más absoluto de los fracasos.