CSIF Sanidad Andalucía reclama al SAS que el personal administrativo de las zonas de admisión de pacientes sea considerado con exposición de riesgo al virus
ACTUALIDAD |COVID-19
25 de Noviembre de 2020
  • El sindicato advierte que dicho colectivo trabaja en muchas ocasiones en lugares con escasa o nula ventilación y que comparte espacios con salas de espera de pacientes

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía, primera fuerza sindical multiprofesional en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha solicitado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que aplique la consideración de personal con exposición de riesgo frente al SARS-CoV-2 al personal administrativo de las zonas de admisión de pacientes de los centros sanitarios andaluces, ante el riesgo que supone la trasmisión del virus por aerosoles.

En un escrito dirigido esta semana a la Dirección General de Personal del SAS, el sindicato recuerda que “el procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-Cov-2 sigue considerando al personal administrativo con baja probabilidad de exposición siempre y cuando no tengan atención directa al público, estén a más de 1,5 metros de distancia, o con medidas de protección colectiva que eviten el contacto, no teniendo este procedimiento en cuenta la transmisión aérea ya constatada a través de la evidencia científica”.

En concreto, el sindicato cita el documento Información Científico-Técnica, Enfermedad por coronavirus, COVID-19 (Actualización, 12 de noviembre 2020) y su desarrollo en el documento Evaluación del riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles. Medidas de prevención y recomendaciones (18 de noviembre de 2020).

Además, en el citado escrito, CSIF indica que el citado personal administrativo en muchas ocasiones desempeña su trabajo en lugares que cuentan con escasa o nula ventilación natural y donde se comparte espacio con sala de espera de pacientes y usuarios, que acceden a los centros con sintomatología diversa y compatible con infección por SARS-CoV-2.

Además, señala que algunos pacientes y usuarios pueden asistir a los lugares antes citados desprovistos de mascarillas quirúrgicas, al no estar obligados según el artículo 2.2 de la orden SND/422/2020, de 19 de mayo, por la que se regulan las condiciones para el uso obligatorio de mascarilla durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Entre ellos, –precisa-- menores de 6 años o personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla.

Por todo ello, la central sindical solicita a la Administración sanitaria que se deje de considerar al personal administrativo susceptible de contagio de transmisión por gotas y aerosoles por SARS-CoV-2 en el ámbito laboral, como de baja probabilidad de riesgo.

CSIF Sanidad Andalucía ya solicitó en la mesa técnica de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) celebrada el 3 de noviembre la implementación de medidas contra la transmisión aérea de la Covid-19 en zonas de admisión de pacientes, como la colocación de filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air); así como la dotación de equipos de protección individual (EPI) para vías respiratorias y la separación de salas de espera de los servicios de admisión.

Además, exigió la revisión de los protocolos de ventilación en dichas zonas, al considerar necesarias medidas adicionales ante las evidencias científicas sobre el contagio por aerosoles y el mayor riesgo de propagación del Sars CoV2 en espacios cerrados, máxime con la llegada de las bajas temperaturas.

CSIF recuerda que la Administración sanitaria debe velar por todos sus profesionales, incluidos los de gestión y servicios, entre los que se encuentra el personal que atiende en las zonas de admisión de personas usuarias de los centros sanitarios públicos andaluces, donde en muchas ocasiones se acumula gran cantidad de personas y la ventilación no es la más adecuada para evitar la propagación del Coronavirus.