CSIF-A reclama estabilidad y calidad del empleo público a través de la agilización de los procesos selectivos frente al alto índice de temporalidad
ACTUALIDAD|PARLAMENTO
19 de Octubre de 2020
  • El secretario de Acción Sindical de la organización en Andalucía comparece sobre la Iniciativa Legislativa Popular para la estabilización de interinos y defiende el concurso oposición como mecanismo selectivo más flexible, dando relevancia a la experiencia de este colectivo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios en Andalucía (CSIF-A), primera fuerza sindical con representación en la Administración Pública y con presencia creciente en el sector privado, ha trasladado hoy a la Comisión de Presidencia, Administración Pública e Interior del Parlamento de Andalucía “la necesidad de regularizar los procesos selectivos y su agilización para que los empleados y empleadas públicas puedan desempeñar sus puestos de trabajo de forma definitiva y permanente en un tiempo adecuado y aceptable”. CSIF-A demanda “estabilidad y calidad del empleo público como política pública de eficacia, eficiencia y buena gestión de los servicios públicos que todos deseamos y se merecen los ciudadanos”.

Así lo ha expresado el secretario de Acción Sindical de CSIF Andalucía, Joaquín Álvarez Palmero, durante su comparecencia en relación a la Iniciativa Legislativa Popular para la estabilización de personal interino en Andalucía a través de un concurso exclusivamente de méritos, en la que ha lamentado el alto índice de temporalidad que sufre tanto la Administración española como la andaluza y ha expresado la voluntad de la organización sindical, a través del diálogo, “de ser parte de la solución para evitar la falta de estabilidad y precarización del personal de las distintas administraciones”.

En dicha intervención en la Cámara, CSIF ha abogado por habilitar “mecanismos e instrumentos que caminen hacia la transparencia y la gestión eficaz de los recursos humanos, impidiendo que un número ingente de puestos de trabajo sean desempeñados eternamente por personal temporal sin tener oportunidad a un proyecto de vida y con la continua incertidumbre de la ocupación o cese en el puesto”.

“Las altas tasas de temporalidad que sostiene la Administración Pública española constituyen un problema reconocido por todos y desde CSIF hemos criticado duramente a los gobiernos de un color político y del contrario por la situación que sufren los servicios públicos y sus empleados, con contratos de un día en muchos casos”, según ha manifestado Álvarez Palmero.

Elementos controvertidos normativos y judiciales
No obstante, el responsable sindical ha indicado que la Iniciativa Legislativa Popular planteada “adolece de elementos seriamente controvertidos, tanto en el plano normativo, en el plano judicial y hasta incluso social, y plantea una solución a la temporalidad que implica la quiebra de principios elementales en el acceso a la función pública, como la igualdad proclamada en el art. 23.2 de la Constitución Española, o la libre concurrencia que deben regir los sistemas selectivos”.

En este sentido, ha apuntado que “la doctrina constitucional viene estimando contraria al art. 23.2 CE la convocatorias de pruebas restringidas para el acceso a la función pública al personal que presta ya servicios en régimen de interinidad a la Administración”, al tiempo que ha añadido que “no podemos obviar que el proceso selectivo de concurso coarta las posibilidades de acceso a aquellas personas que no han tenido ninguna vinculación con la Administración, ya que los méritos a valorar se limitan a los servicios prestados como personal temporal”.

En este sentido, CSIF aboga por el concurso oposición CSIF como proceso de estabilización, en línea con las tesis judiciales y doctrinales, pero además apuesta por este sistema para el resto de procesos de acceso a la Administración Publica, “ya que sería el sistema más idóneo para la estabilización dado el carácter más flexible del mismo”.

En este sentido, CSIF ha insistido que “la experiencia debe ocupar un lugar relevante en la valoración de los méritos reconociendo de este modo el trabajo y la dedicación de quienes han desempeñado su cargo durante el tiempo que han sido nombrados”, según ha apuntado Álvarez Palmero, que ha puesto como ejemplo que el 73% de los aspirantes en las oposiciones docentes de 2018 que las superaron fueron docentes con tiempo de servicio.