La Covid-19 deja al descubierto las deficiencias en prevención de riesgos psicosociales del sistema sanitario andaluz
ACTUALIDAD| SANIDAD
26 de Mayo de 2020
  • CSIF Sanidad Andalucía solicita una evaluación de estos riesgos entre los profesionales de la sanidad pública andaluza que ahora afrontan la desescalada, en la que podrían darse rebrotes de la enfermedad

  • El SAS convocó hace un año la cobertura de puestos de técnicos en Ergonomía y Psicosociología Aplicada para algunos distritos y hospitales, que aún está pendiente

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), primera fuerza sindical multiprofesional en la sanidad pública andaluza, ha considerado que “la crisis de la Covid-19 ha dejado al descubierto las deficiencias que existen en prevención de riesgos laborales dentro del sistema sanitario andaluz” y especialmente en lo que tiene que ver con los riesgos psicosociales a los que han estado y están expuestos los profesionales, pues la pandemia aún no ha acabado.

El Sector de Sanidad de CSIF Andalucía ha reclamado, a través de un escrito dirigido a las gerencias de todos los centros sanitarios públicos de nuestra comunidad, que se lleve a cabo una evaluación de riesgos de carácter psicosocial a los profesionales ante la gestión SARS-CoV-2 COVID-19 en los distintos centros y servicios sanitarios, dirigida a estimar la magnitud de dichos riesgos y a obtener la información necesaria para adoptar medidas preventivas.

Para CSIF, ante el periodo de desescalada que ahora se afronta y la posibilidad de que se produzcan rebrotes de la enfermedad, es prioritario que se refuerce este ámbito dentro del sistema de prevención de riesgos laborales, tal y como establece el proceso 28 del Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales del propio SAS, y siguiendo además las recomendaciones del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

En este sentido, CSIF Andalucía valora programas como el anunciado por el SAS de Mindfulness colaborativo con el objetivo de ofrecer a los profesionales técnicas que les permitan gestionar el estrés y ansiedad en el puesto de trabajo, especialmente ante situaciones especiales que ocasionan una gran carga emocional como la lucha contra la pandemia de COVID-19. No obstante, recuerda que este tipo de iniciativas deben ser complementarias a lo que establece la propia Ley respecto a los riesgos psicosociales.

CSIF Sanidad Andalucía recuerda que los profesionales sanitarios, en el desempeño de su trabajo como consecuencia de la actual crisis sanitarias por la Covid-19, ha sufrido, entre otras cuestiones, estigmatización y comportamiento insolidario por parte de algunos ciudadanos, miedo a contagiar a sus familiares, miedo al propio contagio y al de compañeros, pérdida de compañeros, miedo a usar mascarillas y EPIs no eficientes o dudas respecto el resultado de los test realizados.

El desbordamiento en la demanda asistencial, el miedo a que se vuelva a repetir la situación vivida, contar con equipos y equipamientos insuficientes, un gran estrés en los centros de atención directa, experimentando miedo, pena, frustración, culpa, agotamiento o ansiedad, son otras de las situaciones que han afrontado estos profesionales.

Para CSIF Sanidad Andalucía es perentorio que se realice una evaluación psicosocial específica relacionada con el fenómeno de la pandemia, de manera que se actúe con rapidez para evitar que la situación se agrave o cronifique, ya que eso complicaría una intervención posterior.

En este sentido, este tipo de evaluaciones debe estar liderada por un equipo de ergonomía, encargado además del estudio y el diseño del puesto de trabajo, del análisis de la carga mental de trabajo, estrés laboral, apoyo social, técnicas de afrontamiento, burnout, mobbing, calidad de vida laboral, etc. Dicho equipo puede acordar con la unidad de prevención de riesgos laborales correspondiente formas de trabajo que agilicen la evaluación y la obtención de resultados.

Efectivos insuficientes
No obstante, CSIF Andalucía denuncia que estos equipos en Andalucía “no existen como tales” y los efectivos de técnicos ergómos en el SAS son “completamente insuficientes, hasta el punto de no alcanzar ni si quiera lo que estipula una orden del SAS que data de hace más de 15 años”.

De hecho, la Dirección General de Personal del Servicio Andaluz de Salud resolvió hace un año convocar la cobertura temporal de varios puestos de Técnico Superior de Prevención de Riesgos Laborales de la Especialidad de Ergonomía y Psicosociología Aplicada para diversos distritos de Atención Primaria (Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga, Sevilla y Aljarafe- Sevilla Norte) y hospitales (San Cecilio y Virgen de las Nieves de Granada). No obstante, dicha convocatoria no ha llegado a materializarse.

Para CSIF Sanidad Andalucía, “es fundamental el apoyo psicológico a los profesionales sanitarios y en la norma viene recogido de qué manera ha de arbitrarse, por lo que esperamos que el Servicio Andaluz de Salud tome cartas en el asunto y se apresure a corregir dicho déficit, porque la seguridad y salud de nuestros profesionales sanitarios no sólo es física, sino también psicológica y emocional”, concluye.