CSIF denuncia dos agresiones a profesionales de la Unidad de Enfermos Agudos de Salud Mental del Hospital Provincial
Sanidad
10 de Marzo de 2020

CSIF Córdoba denuncia la situación de inseguridad existente para los trabajadores en la Unidad de Enfermos Agudos de Salud Mental del Hospital Provincial, una plantilla que sufre un importante déficit de efectivos desde hace tiempo. El sindicato denuncia dos sucesos que han ocurrido en las últimas semanas en este departamento del centro sanitario que demuestran esta problemática.

El Sector de Sanidad de CSIF Córdoba informa de que el pasado 21 de febrero se produjo una agresión por parte de una paciente ingresada en esta unidad a un auxiliar de enfermería cuando se encontraba en una de sus salidas habituales. Como consecuencia de este ataque, el profesional precisó la asistencia por parte del 061 al sufrir una herida en la cabeza que le provocó una hemorragia y una gran conmoción. Se da la circunstancia de que esta paciente ya había protagonizado episodios similares en el pasado al haber agredido a otro trabajador a principios del mes pasado.

Desde CSIF se indica que los trabajadores son conscientes de que forman parte de un servicio de riesgo, pero son muchas las situaciones en las que se quedan solos debido al elevado número de bajas sin cubrir. En las salidas dos auxiliares de enfermería se marchan a la calle con un grupo de hasta 17 enfermos, dejando en la unidad aún menos personal. La central sindical recalca que hay turnos, como es el de la noche, en el que se encuentran un enfermero y un auxiliar de enfermería solos, cuando, al menos, debería haber un auxiliar más. Asimismo, CSIF informa de que en esta unidad ha estado ingresada una persona por orden judicial pendiente de declaración durante más de 72 horas (periodo máximo estipulado por Ley para que el juez visite a los pacientes) sin ningún tipo de custodia policial.

En base a todo esto el Sector de Sanidad de CSIF Córdoba reclama a la Dirección Gerencia del Hospital Universitario Reina Sofía que, como poco y a la mayor brevedad posible, se cubra en la unidad el número mínimo de trabajadores establecido por turno y, de esta forma, se garantice la seguridad de los profesionales y del resto de pacientes.