EL SINDICATO CSI·F PONE EN MARCHA UNA CAMPAÑA INFORMATIVA SOBRE LAS CONDICIONES DE TRABAJO DE LOS TRABAJADORES DE LA SANIDAD PÚBLICA.
26 de Febrero de 2012

Informa al usuario del aumento de la precariedad laboral, debido a la falta de sustituciones, la sobrecarga de trabajo y el abuso de las contrataciones a jornada parcial.

El Sector de Sanidad del sindicato CSI·F en Andalucía ha puesto en marcha, desde el pasado martes una campaña, dirigida a los usuarios de la Sanidad Pública, en la que se les informa de las difíciles condiciones en las que realizan su trabajo los trabajadores del Sistema Sanitario Público, debido a la escasez de la plantilla motivada por la falta de sustituciones y por el exagerado aumento de las contrataciones a jornada parcial.

Desde hace años, CSI·F viene exigiendo al Servicio Andaluz de Salud la necesidad de llegar a un acuerdo en la Mesa Sectorial sobre la política de sustituciones en este Organismo Público. Sin embargo, desde un tiempo a esta parte y, posiblemente motivado por la crisis económica que atravesamos, la situación de las sustituciones en el SAS se ha agravado de manera considerable. A pesar de que los responsables del SAS aseguran que el número de contrataciones por sustitución no ha disminuido con respecto a años anteriores, los delegados sindicales de CSI·F han podido comprobar, en los centros de trabajo, que aunque el número total de contrataciones sea parecido a años anteriores, el total de horas de trabajo sustituidas se ha reducido sensiblemente debido, bien a que la duración de los contratos es menor, o bien a que los contratos que se ofertan son a jornada parcial.

La consecuencia directa de esta situación es que las condiciones en las que los trabajadores realizan sus funciones se ha deteriorado sensiblemente porque tiene que realizar las tareas propias de su puesto de trabajo y, además, las del compañero ausente que no ha sido sustituido. Además, en el caso de los contratos a jornada parcial, se informa al usuario de que, en realidad, estos contratos se formalizan para realizar trabajos que corresponden a jornadas completas.

La consecuencia para el ciudadano es que aumenta enormemente la posibilidad de que el servicio que se le presta no sea todo lo correcto y de la calidad a la que el usuario de la Sanidad Pública tiene derecho y, en la información que se les entrega, se pide que, en el caso de que se produzca alguna deficiencia en la atención recibida, no culpen al trabajador ni se enfrenten a él.

CSI·F informa al usuario de que si la Sanidad Pública de Andalucía mantiene unos muy buenos niveles de calidad de servicio, es gracias al esfuerzo de los trabajadores que son capaces de sobreponerse a las trabas que, desde la Administración Sanitaria, se ponen a su actividad profesional. Hay que dejar claro que los trabajadores anteponen la calidad de la asistencia que se presta y el cuidado de la salud del ciudadano a las dificultades y al aumento de la precariedad laboral con la que prestan sus servicios.